No paro de repetir que tenéis que tener un blog si queréis vender libros. Soy una pesada. Lo sé. Como también sé que a veces –igual que cuando escribimos una novela– hay periodos en los que estamos más cansados o somos menos creativos. Y llega el día de publicar y nos vemos ante el post en blanco.

No hay nada que espante más a tus lectores que el empezar un post diciendo «Siento no haber escrito desde Marzo, pero es que…». Ya no se quedan a leer más.

¿Cómo evitamos eso? Hay dos formas de hacerlo:

  • Teniendo un plan de marketing online y escribiendo tus posts del mes por adelantado. Es más fácil si clasificas tus temas en 6-8 categorías y escribes de cada categoría cada vez. Idea que se te ocurre, idea que apuntas en el blogger-planner.
  • Escribiendo un post WOW.

¿Qué es un post WOW?

 
Pues eso mismo: un post que cuando lo lees dices: «Wow, qué bueno esto, voy a compartirlo». No hay nada mejor para el bloqueo creativo que recibir el feedback de tus lectores. Pero, ¿de dónde saco yo ideas para un post WOW? Por supuesto, de Marketing online para escritores ;D.
Allá vamos.

 

5 modelos de posts WOW dentro de tu temática: 

 
«Cómo hacer tal cosa». Es un post muy práctico, con fotos y enlaces que se convierten en una guía para el que no sepa hacerlo. Mis hijos se ríen de mí porque cada vez que no sé hacer algo lo busco en Google. Pues igual que yo, mucha gente. Si enseñas a hacer algo que te ha venido bien dentro de tu género, llamarás a tus lectores.
Eliges un tema central relacionado con tu temática. Realizas un esquema sencillo de qué pasos se debe dar y enlazas a cada paso un post de otro blog sobre ese punto que te haya gustado. Ofreces contenido de valor al recopilarlo. Tanto que se compartirá solo.
En un solo post, reúnes las opiniones de expertos de un sector sobre un tema determinado. También puedes plantearlo como un listado de cuentas de Twitter sobre tu temática o un listado de blogs de tu género. Los que mencionas, lo compartirán. Y si lo haces útil o divertido, correrá por las redes como la pólvora.
Es algo más profundo que el post-tutorial. Toca varios palos y suele tener una extensión mayor de 2000 palabras. Su contenido debe ser extremadamente útil dentro de tu temática. Y, por supuesto, lleva un trabajazo detrás.

Haz reír, haz llorar, enamora con una historia personal y el post se compartirá solo. Somos seres emocionales y tendemos a compartir lo que nos toca la fibra sensible o que nos hace reír a carcajadas porque nos sentimos identificados.

Terapia de marketing online para escritores contra el bloqueo del bloguero.

¿Te he ayudado?