errores técnicos de un blog de escritor

Las nuevas tecnologías nos han facilitado a todos la vida. Han conseguido que gente sin formación técnica disponga de ciertos elementos que antes estaban reservados a los frikis, ingenieros e informáticos del momento. Nunca olvidaré cómo aprendí yo a hacer páginas web hace 15 años y cómo se hacen ahora… y créeme, no lo recuerdo con cariño (y eso que mi primera web fue de coña y me divertía mucho escribiendo en ella).

El caso es que ahora, gracias a plataformas como WordPress, tener una web está a cuatro clics de distancia. Lo que hay detrás no ha cambiado mucho (igual hasta se ha complicado más), pero el usuario final, el escritor que está detrás de la página web, no tiene por qué saber nada de nada de lo que hay ahí escondido.

Ese desconocimiento tiene una parte muy buena y otra muy mala. La buena es que tú, que estás leyendo estas lineas, puedes tener (o tienes) un blog de escritor sin tener que invertir demasiado tiempo y esfuerzo en crearlo. La mala, es que harás muchas cosas que no son nada recomendables y que podrían hacer que tu blog de escritor implosionase y crease un agujero en el tejido espaciotemporal. Bueno, quizá no sea tan apoteósico, pero el escritor de ciencia ficción que hay en mí siempre está buscando abrir agujeros en el espacio-tiempo.

Y por eso estamos tú y yo hoy aquí. No por los agujeros en el tiempo, sino por los errores técnicos en un blog de escritor. Por esas cosas que es muy normal hacer pero que perjudican enormemente tu página.

Todos cometemos errores

Ya en su primer artículo para MOLPE, Ana lo decía muy claro: «tienes que tener un blog». Es cierto que podríamos matizar a qué tipo de escritor le conviene tener un blog y a cuál no, pero la realidad es que en internet abundan (y mucho) los blogs de escritor. Pero una cosa es tener un blog y otra muy diferente tener un buen blog.

Yo mismo la cagué mucho cuando monté las primeras versiones de mi web de escritor. Y cuando digo mucho, es mucho. Cada expansión que ha sufrido (secciones, tienda, intranet…) me ha costado sudor y lágrimas por cosas que, si las hubiera hecho bien desde el principio, no me habría costado ni la décima parte.

Así que, gracias a los errores que ya he cometido y a las decenas de escritores que han pedido mi ayuda durante este tiempo, he hecho una recopilación de los principales errores en un blog de escritor. Espero que puedas aprender de ellos y que seas capaz de evitarlos.

Los principales errores técnicos en un blog de escritor

Antes de empezar con la lista, tengo que decirte que estos errores en un blog de escritor son normales, habituales y tienen solución. Si has cometido uno, varios o todos los errores de esta lista, no debes echarte a llorar y esconderte en una esquina de tu habitación. Con un poco de paciencia, formación y ganas de arreglarlos, puedes llegar a solucionar cualquiera de los típicos errores en un blog de escritor.

Y, si no tienes paciencia ni ganas, siempre podrás pagar a alguien para que lo haga por ti 😛

Para estos errores en un blog de escritor voy a seguir un orden tecnológicamente correcto: soporte de la web > esqueleto de la web > contenido de la web.

1. Elegir un mal hosting

Siempre he dicho que lo barato sale caro y en el mundo del hosting eso se paga el doble de caro. Da la casualidad de que esta semana he arreglado las webs de varios compañeros tuyos que o bien han explotado por problemas con el hosting o bien lo han hecho porque ese mismo hosting no les ha dado la ayuda necesaria.

Uno de los principales errores en un blog de escritor es no ver la web como lo que es: el escaparate de tu trabajo. ¿Comprarías el local físico de una tienda en una callejuela de tercera, escondida en un barrio de mala muerte y sin un acceso fácil desde la calle? ¿Verdad que no tendrías una tienda con goteras? ¿Ni con las ventanas rotas? ¿A que también tendrías un seguro por si pasase algo?

El hosting es ese local. Es el sitio físico en el que está tu web y la gente que hay detrás debería ayudarte a que siempre estuviera activa y nadie pudiera entrar a destrozarla. Y no todos los proveedores son igual de buenos, ni proporcionan el mismo soporte ni…

¿Quieres saber más? Aquí te dejo un tutorial para que puedas elegir el mejor hosting posible.

2. Elegir mal la plantilla

Tú, yo y la mitad de internet tenemos tendencia a creernos como cierto el primer artículo que encontramos sobre algo. No comparamos información entre distintas fuentes y nos fiamos de algo solo por tener muchas estrellas, valoraciones o descargas. Yo lo hice en cabaltc.com, Ana lo hizo con sus blogs y la mitad de los escritores que conozco lo han hecho.

Estoy hablando de la plantilla de WordPress, del que debería ser el aspecto de la web.

Hay unas cuantas reglas básicas que seguir a la hora de elegir bien esa plantilla y uno de los principales errores técnicos en un blog de escritor es precisamente elegirla mal.

Si quieres saber cómo elegir una buena plantilla, aquí te dejo dos tutoriales y un curso entero que te enseñará a hacerlo fetén:

  1. Cómo elegir plantilla para tu web de escritor en WordPress
  2. Cómo es una buena plantilla
  3. Curso de WordPress Avanzado (o cómo elegir e instalar bien una plantilla)

3. Instalar plugins de seguridad sin configurarlos bien

Uno de los peores fallos técnicos que puedes cometer en un blog de escritor es el de instalar algo que no sabes cómo funciona ni cómo se configura. Esto es todavía más crítico cuando se trata de plugins de seguridad o plugins de caché.

¿Por qué? Porque un plugin de seguridad mal puesto puede hacer que tu web tarde 20 ó 30 segundos en cargar (datos reales extraídos de la web de uno de tus compañeros), que no cargue, que bloquee el tráfico de la mitad de tus lectores o que directamente rompa la web.

Y no es fácil configurarlos todos como es debido ni todos son tan buenos como parece. De hecho, casi todo lo que puedes (y debes) hacer por proteger tu web se hace sin usar un solo plugin.

4. Instalar plugins de caché

El siguiente en mi lista de los errores en un blog de escritor se lo llevan los plugins de caché. Y en este caso fíjate que no pongo «sin configurarlos bien». Porque nunca deberías instalar un plugin de caché.

No puedo explicarte todos los porqué en esta entrada (son muchos), pero sí puedo decirte que un plugin de caché puede romper tu web por muchos sitios distintos. Y no solo eso, sino que ponerlo no arregla los problemas de velocidad que pueda tener tu blog de escritor, solo los enmascara.

Este es uno de los errores en un blog de escritor que más me encuentro en mi día a día porque, al igual que con las plantillas, hay muchos artículos por internet hablando de lo buenos que son. Y te lo dice alguien que ha conseguido más de un 90% de pagespeed en sus páginas web sin utilizar un solo plugin de caché.

5. Instalar plugins como quien se come una bolsa de pipas

Te lo decía al principio, WordPress ha conseguido que construir una web sea fácil. Pero una web seguirá siendo un sistema muy complejo.

Otro de los típicos errores técnicos de blog de escritor que veo casi cada semana es el de la sobredosis de plugins. Páginas webs que para llevar un único blog tienen 20, 30 y hasta 50 plugins instalados.

Te lo conté en el curso que di en la plataforma de cursos MOLPE, te lo cuento en la mitad de mis cursos de WordPress para escritores: intenta instalar el mínimo de plugins. Cada plugin que añades es una ventana abierta a posibles problemas.

Imagínate que los plugins son personas cabreadas dentro de un bar muy pequeñito. Cuando hay pocas son menos las probabilidades de que haya bronca en el bar, cuando hay muchas… pueden rozar entre sí, insultarse, pegarse e incluso prenderle fuego al bar. Porque hay plugins que anulan a otros, plugins que abren puertas a los hackers, plugins que… Y todos ellos juntos hacen que tu web vaya más despacio.

6. Subir imágenes sin tratar

El último de los errores es quizá el más popular. Las imágenes de blog de escritor tienen que servir para atraer y para mejorar tu SEO, pero una imagen mal subida contribuye justo a lo contrario: perjudica tu posicionamiento en Google por partida doble.

Por un lado, uno de los errores en un blog de escritor es subir las imágenes con el mismo nombre con el que te las has descargado (ilegible, ilógico, absurdo, en plan IMG-234.jpg) y por otro está subirlas con el mismo tamaño de alta resolución con el que se hicieron. ¿De verdad necesitas poner una imagen del tamaño de una sábana dentro de un artículo de una web de escritor? No solo carece de sentido, sino que además estás consiguiendo que tu web tarde mucho más en cargar (con la consiguiente disminución del pagespeed de Google y el aumento de la tasa de rebote de gente que se aburre de esperar a que se descarguen todas).

Sobre imágenes tienes todo lo que necesitas saber pinchando aquí.

En resumen…

Tener un blog es algo muy común hoy en día, más para nosotros, los escritores, pero no dejan de ser sistemas informáticos con cierta complejidad por detrás. El sentido común es la una de tus armas para no cometer ninguno de los típicos errores en un blog de escritor, pero la mejor de todas es la formación. Sobre todo cuando quieres evitar los problemas (o resolverlos, si ya los tienes).

¿Cuántos de estos errores técnicos de blog de escritor has vivido tú?

Yo, a lo largo de los años, creo que he pasado por todos (salvo por el primero) y sé lo que se siente al darte cuenta de hasta dónde has metido la gamba. Pero también sé lo bien que sienta solucionarlos.

Pin It on Pinterest