Ayer fue 4 de Mayo. Para alguien que no sea una friki redomada como yo, esta fecha no le dirá nada. Pero como hay mucho friki por esos mundos de Dios, ayer el hashtag #Maythe4th fue trending topic. ¿Qué es eso de #Maythe4th? Pues es el inicio en inglés de la frase «Que la fuerza te acompañe» (May the force be with you). 

La editorial Timun Mas, que gestiona en Twitter Comunidad Fantasy, tuvo la genial idea de proponer a los usuarios de su TL que dijeran cuál era la frase que más les gustaba de Star Wars para ganar dos libros que se sorteaban entre todos. Para participar en el sorteo, debían hacer RT del tweet donde se proponía esto, añadir el hashtag #Maythe4thTimunMas y la frase en cuestión. Hábil estrategia de marketing, señores. 
¿Qué conseguían con eso? Hacer una publicidad inmensa y gratuita de dos libros relacionados con la temática de Star Wars entre el público objetivo de esta temática (que son los fans) sin pagar más que el precio de los dos libros ¿Quién —siendo fan de la saga— se resiste a dejar en los comentarios su frase favorita? De hecho, yo la escribí. Y a eso viene todo lo anterior. Porque con el rollo que te estoy metiendo, se te habrá ya olvidado cómo se titula este post, ¿verdad? 
¿Qué es lo más importante para que tu blog tenga visitas? 
Mi frase favorita de Star Wars se la dice Darth Vader a un general estirado del que no recuerdo el nombre en «La guerra de las galaxias»: «No se ofusque con ese terror tecnológico que ha construido. La posibilidad de destruir un planeta es algo insignificante comparado con el poder de la Fuerza». O lo que es lo mismo: 
No subestimes el poder de la Fuerza
Lo más importante para que tu blog tenga visitas no es el SEO, ni las redes sociales, ni el networking, ni siquiera el email marketing. Aunque todo eso ayude. No te debes ofuscar por los inventos tecnológicos, por tener la última plantilla de WordPress o por los plugins más chachis del mercado. Si tu blog no tiene pasión detrás no tendrá visitas. 
Para mantener un blog el tiempo suficiente para que empiece a ser rentable —es decir, un año—hay que tener mucha paciencia, mucho tesón y mucha constancia. Hay que ser organizado y luchar contra la pereza y contra el «Ya lo haré mañana». Si no tienes esa pasión por el tema de tu blog, si escribir no es algo que tienes en las venas y que te da la fuerza para crear contenidos y luchar para que tus libros lleguen a los lectores, tu blog de escritor morirá sin remedio. 
Porque más allá del «terror tecnológico» lo realmente importante eres tú, tu fuerza para seguir adelante, tu motivación. 
¿Qué tiene que ver la motivación con un blog de escritor?
Me temo que todo. 
Es muy bonito eso de soñar con ser un escritor famoso y tener miles de fans en las firmas. Pero para llegar a eso hay que currar de lo lindo. Y para mantenerse ahí, también. El lector es muy olvidadizo y el mercado editorial está sobresaturado de ofertas. 
¿Cómo consigues motivación?
 Cuando empiezo un coaching siempre le pido al escritor con el que trabajo que piense qué le gusta hacer, en qué temas pierde el tiempo en redes sociales, qué blogs son los que lee, qué hobbies tiene aparte de escribir. Si consigue unir una actividad que le haga inmensamente feliz con su género literario, el blog será un éxito. ¿Por qué? Porque no se cansará nunca de él y actualizarlo nunca será un sacrificio. 
Yo me lo paso pipa escribiendo las entradas de MOLPE, sobre todo si, de paso, puedo meter una frikada como la de hoy. No me cuesta nada, porque el marketing es un tema que me apasiona desde que era adolescente. 
Esa fuerza tus lectores la notan. 
Una vez has unido tu pasión y tu género literario, analiza la blogosfera para ver qué se cuece, qué competencia tienes, quién habla de lo mismo e intenta dar una visión lo más original posible. 
Solo con eso ya habrás hecho un enorme trabajo en el camino hacia el éxito. 

¿Cuál es tu pasión?
 ¿Cuál es tu género? 
¿Has pensado alguna vez en unirlos?