Vivir de escribir

Rafael Nadal fue campeón de España de tenis con once años. Es evidente que tenía una capacidad natural para ello, pero también que alguien —su tío— la descubrió y le enseñó a potenciar sus fortalezas y a corregir sus debilidades. Detrás de sus numerosos éxitos posteriores, hay muchas horas de entrenamiento y también algún que otro revés (Lo sé, es un chiste malo, no he podido evitarlo).

Ser escritor profesional se parece mucho a ser deportista de élite. Está claro que para triunfar tienes que tener una predisposición natural, pero el resto son horas de entrenamiento y, sobre todo, una cabeza bien amueblada. Porque la base de tener una carrera como escritor no es solo escribir bien.

Una carrera como escritor tiene tres aspectos, como muy bien desarrolla Miguel Ángel Alonso en este post sobre la base de un escritor competente: el escritor, el editor y el empresario, aspectos que, en mi humilde opinión, no se limitan a los autores autopublicados.

Y dos caminos:

El primero es un camino largo, el camino del que se hace a sí mismo. Nadie corregirá tus vicios, pero es probable que con el tiempo termines dándole aceptablemente a la pelota, incluso viviendo de ello. Pero será un camino largo y trabajoso y puede que, en el primer año, te frustres cuando empieces a recibir cartas de rechazo de editoriales y lo abandones. El 90% de los blogs de escritor se abandonan en el primer año. Es muy difícil dar palos de ciego con la raqueta (Y sí, ya sé que ya he hablado de esto).

El segundo es el camino más corto: dar clases y entrenar con alguien que lo haya recorrido ya y que se anticipe a los errores que tú vas a cometer y te los ahorre. Que sea el camino más corto no significa que sea fácil ni sencillo de recorrer. Pero puede que si perseveras y eres constante, te conviertas en escritor profesional y consigas vivir de lo que escribes. Evidentemente, no todo el mundo tiene los mimbres mentales que tiene Nadal, su fortaleza para perseverar y aprender de los errores. Una pequeña proporción de los que siguen el camino corto abandonan frente a las dificultades.

¿En qué grupo de los dos te quedas tú?

¿O vas a limitarte a tumbarte en el sofá a ver el partido de tenis rumiando: “Yo también podría haber sido escritor”?

Solemos fijarnos solamente en el éxito de la persona, sin tener en cuenta que, como dijo Kendall, el único lugar donde el éxito está antes que el trabajo es en el diccionario. Siento decirte que tú, escritor, no eres una excepción: necesitas tiempo, esfuerzo y formación para conseguir tus metas. No sé si al leer el título de este post esperabas que te ofreciera pautas milagrosas o un método fácil para llevar a cabo.

Lo siento, no era esa mi intención.

Conseguir vivir de tus libros es —ahora— posible, pero requiere un esfuerzo por tu parte. Un esfuerzo que va más allá del simple hecho de escribir todos los días.

Un esfuerzo que requiere reunir a tus lectores alrededor tuyo ¿Tienes vocación de escritor? Vocación viene del latín: vocare, llamar. Un escritor al que nadie lee no tiene sentido. Así que para conseguir lectores tienes que empezar a llamarlos. Y la forma más sencilla, el camino más corto, pasa a través del marketing online.

El día 14 de Octubre salió a la venta El escritor emprendedor. Tras un prólogo magistral de uno de los referentes en España del marketing online —Oscar Feito, el director del podcast La academia de marketing online—, el libro intenta ser lo más práctico posible como hoja de ruta para un escritor que quiera emprender y vivir de lo que escribe.

En él hablo de:

  • Cambiar el chip.
  • ¿En qué consiste ser escritor-emprendedor?
  • La idea. Salir de la zona de confort.
  • ¿Por qué necesita un escritor un blog?
  • ¿Cómo construir tu audiencia?
  • Redes sociales y superfans.
  • Marca personal
  • Email marketing
  • Autopublicación ¿Qué es ser escritor híbrido?
  • Ganar dinero con un blog: colchón financiero mínimo
  • ¿Cómo conseguir gestionar el tiempo?
  • ¿Por qué las firmas de libros no sirven para lo que tú crees?
  • El síndrome del superhéroe. Invertir en ti mismo.
  • La facturación y las leyes.

Y estos son los comentarios de sus maravillosos lectores cero (que no sabían que los iba a publicar):

  • “El manual es claro y bien explicado, ameno y muy divertido ¡Gran trabajo! Aporta mucho valor” (Mónica Gutiérrez Artero, escritora y autora del blog “Serendipia”)
  • “El libro es informal, pero muy profesional. Es un buen punto de partida para que el escritor novel adquiera unos conocimientos básicos de marketing y, sobre todo, para que cambie de mentalidad con respecto al mundo editorial y a la industria del libro. Me ha encantado el capítulo sobre monetización de blogs, especialmente “las siete formas más sencillas de ganar dinero con tu blog”, y también la parte de Hacienda y fiscalidad, porque de eso nunca habla nadie”. (Víctor Selles, escritor y autor del blog www.victorselles.com)
  • “Es una lectura muy fácil, muy amena, con la que se empatiza rápido y de la que se aprende muchísimo” (David Olier, escritor y autor del blog “El rincón de Cabal”)
  • “Se trata de un libro sincero, directo, que no se anda por las ramas. Ana no nos vende trucos de feria, al contrario nos muestra un proceso sencillo y fácil de reproducir. No se guarda trucos en la manga y te explica cosas que nadie te cuenta (temas fiscales que no son tan cool, por ejemplo). Una lectura que aporta valor real. Imprescindible para el escritor 3.0” (Jaume Vincent, escritor y autor del blog “Excentrya”).
  • “El libro me ha parecido muy útil y bastante ligero de leer. Vamos, combinación perfecta: contenido de calidad y asequible a una persona que no sea experta en marketing” (Rafael de la Rosa, escritor y autor del blog “Dragón mecánico”).

Tienes el libro disponible en la tienda del blog (en los tres formatos de ebook).

¿Empezamos a jugar al tenis?

Pin It on Pinterest