Esta semana, la escritora Cris Mandarica ha publicado en su blog un artículo sobre qué plataforma elegir en tu blog de escritor. Para ello, ha contado con la opinión de varios escritores y leyéndolas, la verdad es que una no se aclara realmente cuál plataforma debe escoger. Eso es una cosa que siempre me ha traído de cabeza porque he trabajado tanto con Blogger como con WordPress y no terminaba de verle las ventajas al último.

Me he dado cuenta de que en todos los blogs cuando se habla de la diferencia entre Blogger y WordPress suelen referirse siempre a la versión blogspot.com de Blogger comparado con la versión .org (que es la que se descarga e instala) de WordPress y en este caso las diferencias son muchas.
Así que voy a intentar explicar punto por punto las ventajas e inconvenientes que tiene cada uno: Blogger, WordPress.com y WordPress.org y sois vosotros los que tendréis que elegir cuál es la mejor para vuestros objetivos y con vuestros recursos.

 

 

WordPress.com

  • Es la opción autoalojada de WordPress. Eso significa que tú no compras ni hosting (el sitio donde se aloja el blog en la red) ni dominio (la dirección de tu blog), sino que WordPress te lo da gratis. Es lo que se llama un servicio en la nube,  pero –a cambio– tu blog tiene un apellido. Se llamará “miblog.wordpress.com”.  Y te cuelgan publicidad que no puedes evitar.
  • No permite plugins (programas que se instalan en WordPress para aumentar alguna funcionalidad) y que son una de las principales ventajas de WordPress.
  • Permite usar un dominio propio, si lo compras.
  • Cuando migras de WordPress.com con dominio propio a WordPress.org conservas todos los enlaces, sin perder posicionamiento en Google.
  • No permite usar Google Analytics. Y eso es como ir a ciegas dando palos.

Blogger

  • Al igual que el anterior es un alojamiento en la nube, que te cede Blogger. A cambio, tu blog se llamará “miblog.blogspot.com.es”.
  • Tiene un diseñador de plantillas que permite modificar todo sin saber nada de HTML ni de CSS. Sí, yo tampoco sabía lo que eran esas cosas. Por lo tanto, es muy fácil de usar para quien no sepa nada de informática. Muy intuitivo.
  • Permite usar tu propio dominio.
  • Permite usar publicidad vía Adsense. Pero no muestra anuncios indeseados de terceros. Incluso puedes no poner publicidad ninguna.
  • Todas las cosas orientadas al SEO (Search Engine Optimization, o lo que es lo mismo, optimización de posicionamiento en buscadores. Que en cristiano, viene a decir “Cosas que hay que hacer para aparecer en los primeros puestos de Google) tienes que hacerlas manualmente porque no hay plugins. Lo mismo, si quieres montarte una tienda en el blog. Pero que nadie te diga que no puede hacerse marketing online con Blogger porque no es verdad.
  • Permite un total de 20 páginas estáticas, con número ilimitado de posts. Pero el espacio para alojar ficheros y demás es limitado. Por lo que muchas veces es necesario contar con un alojador externo (aunque esta es una opción que recomiendo también en WordPress)
  • Si quieres migrar a WordPress.org es posible que pierdas algo de posicionamiento por pérdida de enlaces, a pesar de tener el mismo dominio, porque no dispone de un buen servicio de redireccionamiento.
  • Integración muy buena con todos los servicios de Google.
  • La aplicación desde el móvil no es buena. Tienes que gestionarlo todo desde el ordenador.
  • Esta es la opción ideal para el escritor que no quiera complicarse la vida y solo busque visibilidad para sus libros.
 

WordPress.org

  • En esta opción, tú contratas el sitio donde alojar tu blog (hosting) y el dominio. Esta megaguía de José Facchin te ayudará a montarlo.
  • La cosa es más complicada porque exige una labor de mantenimiento (actualizaciones de plugings, de WordPress, etc), tienes mayor riesgo de que te “hackeen” el blog y es difícil cambiar el diseño porque hay que hacerlo editando directamente en CSS. O sea, que para un bloguero novato tiene una mayor curva de aprendizaje. Hoy en día, si contratas un buen servicio de hosting no sueles tener problemas, pero un mal servicio puede complicarte la existencia.
  • La migración de wordpress.com a wordpress.org es mucho más sencilla que de Blogger a wordpress.com. Servicios como el “Supermigrator” de Webempresa te lo ponen mucho más fácil, sin necesidad de contratar a un informático.
  • A cambio, tienes plugins para todo, incluido para SEO, lo que hace que sea más fácil aumentar las visitas por búsquedas de Google.
  • La aplicación móvil es buena, puedes hacerlo todo desde el móvil o desde el ipad.
  • Y los plugins te dan la vida, aparte de solucionarte mil problemas. Te permiten montar una tienda y emprender como escritor de una forma mucho más sencilla que Blogger.
  • Esta es la opción si quieres vivir de la literatura.
 

¿Qué recomiendo yo?

 
Pues depende de los recursos que tengáis. Gabriella Campbell dice en el post de Cris Mandarica que tiene un hermano informático. Creo que es la vez que más envidia me ha dado. El que tiene un informático cerca, tiene un tesoro. Alguien que te resuelva todas las dudas cuando el blog te empiece a hablar en japonés, eso vale su peso en oro. Si tienes a alguien que pueda ayudarte con la programación, la mejor opción —indudablemente— es WordPress.org
Si eres, como yo, una patata integral en programación, Blogger es una opción recomendable porque va a permitirte tener un buen diseño (El contenido es el rey, pero el diseño importa y mucho) y las cosas que te hacen falta para poder tener visibilidad como escritor, incluso rentabilizarlo, sin quebraderos de cabeza. Las opciones que te da WordPress.org no te las da Blogger. Y si tu meta es vivir de la literatura, es indudable que WordPress es la elección, pero si lo que quieres es formar comunidad y tener una tienda para tus libros, te puede ser suficiente con Blogger.
Si te quedas en Blogger, tienes que poner especial empeño en todo lo que es importante para el SEO.

Yo solo escogería WordPress.com en el caso de que quieras ir familiarizándote con la plataforma en un blog personal, sin idea de que ese sea tu blog profesional en el futuro. Creo que es la peor opción para un blog profesional por las limitaciones que tiene.

Guía para escoger un dominio

 

Lo que sí está claro es que la opción del dominio gratuito no es buena, si quieres ser escritor profesional. Resta credibilidad el poner en una tarjeta de visita el “blogspot.com.es”. Un dominio propio no es caro y te permite conservar todos tus enlaces (o prácticamente todos) al migrar de una plataforma a otra, cosa que no ocurriría con el gratuito, con lo que tu visibilidad en Google se sigue manteniendo. Eso sí, hay que pensar muy bien el nombre del dominio.

Yo os recomiendo que, para un blog de escritor, uséis vuestro propio nombre. La vida da muchas vueltas y podéis empezar, como yo, escribiendo comedia romántica para luego terminar en Fantasía juvenil. Pero si lo tenéis claro desde el principio, lo ideal es buscar un título en el que se engloben las palabras clave de tu blog.

¿Qué cosas no debo hacer al escoger mi dominio? Para explicároslo voy a usar esta infografía del blog Tics y Formación:

  • Tómate todo el tiempo que necesites: piensa bien tu nombre, búscalo en Google (a lo mejor un blog con mucho peso tiene un nombre similar ), lo que os decía antes: pensad en vuestro futuro.
  • Dominio de marca o de palabra clave: Cuando diseñamos una estrategia de marketing, elegimos las palabras claves de nuestro blog. Esas palabras clave las podemos usar para diseñar el nombre de nuestro dominio para hacerle entender a Google de qué va el blog o bien podemos preferir nuestra marca personal: nuestro nombre o nuestro nombre seguido de una palabra clave. En fin, es algo al que darle vueltas despacio.
  • Haz una lista con todas las ideas que se te ocurran y mira a ver si están disponibles. Puedes comprobarlo en esta herramienta llamada Bustaname (Y no, no tiene nada que ver con David Bustamante)
  • Pregunta a los de tu entorno qué les parece. Los más allegados son expertos en señalar defectos a lo que planeas.
  • No uses guiones, ni guiones bajos, ni símbolos extraños, ni números, ni Ñ. Y esto es aplicable a cualquier red social, también. Llevan a errores y a pérdida de información.
  • Intenta que no sea demasiado largo. No más de doce caracteres y fácil de recordar. Lo malo es que casi todos los que cumplen esas características están ya en uso. Yo opté por añadirle letras aunque quedara un poco largo.
  • Vete siempre a buscar el .com. Si no está disponible y es un dominio por palabra clave, no lo cojas. Si es tu nombre, mira a ver si está disponible el .es.
¿Y tú? ¿Qué eliges?

Pin It on Pinterest