google analytics para escritores

En realidad, el marketing digital es muy sencillo. Solo necesitas tres cosas: objetivos SMART (específicos, medibles, alcanzables, relevantes y acotados en el tiempo), público objetivo y estrategia. Con estas tres patas, puedes hacer lo que quieras. Desde vender tu libro hasta crear un imperio de venta online. Lo malo es que, con solo tres patas, una silla estaría coja. El cuarto pilar es la analítica.

Hoy quiero explicarte todo sobre Google Analytics para escritores.

¿Por qué estaríamos cojos sin la analítica? Porque si no medimos, si no tenemos un sistema con el que saber cuando estamos acertando o fallando, lo único que haremos será correr como pollos sin cabeza.

Cuando ya tienes tu blog de escritor y has definido tus objetivos SMART, comenzarás a trabajar en tu estrategia de contenidos. En este punto, necesitas un sistema que te permita conocer el alcance y el éxito de cada una de tus acciones. Eso es la analítica.

Google Analytics es una suite completa desde la que puedes medir el funcionamiento de tu blog de escritor. Desde su interfaz puedes seguir al lector en todo el recorrido por tu contenido; podrás saber desde dónde llega a tu página, sabrás en que artículos aterriza y por cuales te abandona. En pocas palabras, todo lo que sucede en tu página.

¿Te parece poco? ¿Y si te digo que con toda esa información podrías solucionar los problemas de tu blog? ¿Si te cuento que con esos datos puedes cambiar tu estrategia de contenidos? ¿Qué puedes aumentar tu visibilidad? Todo eso y mucho es lo que hace por ti Google Analytics… Y lo mejor de todo es que es gratis.

Los informes de Google Analytics

Google Analytics mide el comportamiento de tus lectores dentro de tu blog. Luego, toma todos los datos y los organiza en informes. Cada uno de estos informes representa un tipo diferente de métrica.

Si eres nuevo en Analytics, lo primero que te encontrarás cuando entres es un panel principal. Esta página principal ha cambiado bastante y, en la nueva suite de Google, nos ofrece un resumen de todos los informes a los que podremos acceder.

A la izquierda, justo debajo de la página principal encontrarás todos los informes. Estos son:

En tiempo real

Aquí encontrarás toda la información en tiempo real de tus usuarios. En pocas palabras, es como si pudieras espiar a tus usuarios desde detrás de un telón. En este panel de informes encontrarás información de lo que están haciendo los usuarios ahora mismo dentro de tu página. Sabrás, por ejemplo, desde dónde están llegando, qué están leyendo y cuánto tiempo pasan allí.

Te estoy viendo, que lo sepas.

Audiencia

La audiencia mide todas las visitas a nuestra página. Aquí podrás analizar todo el tráfico que llega a nuestra página. Sobre la gráfica que nos muestra el tráfico, hay una pestaña para cambiar las fechas, podrás cambiar las fechas y analizar periodos de tiempo que abarcan desde 1 hora, hasta 1 año. Además, puedes comparar dos periodos de tiempo.

Más abajo, este panel de informes te ofrece detalles sobre los usuarios. Podrás saber cuántas visitas tienes y cuántas de esas visitas son lectores nuevos o gente que regresa. Sabrás si el tráfico que te llega es orgánico, referido o social. Tendrás información sobre la cantidad de páginas que lee un solo usuario de media y el tiempo que pasa en cada una de ellas. Además, podrás saber también tu tasa de rebote.

Dentro del informe de audiencias, encontrarás todos los detalles demográficos de tus lectores. Sabrás desde que países están llegando las visitas y si te leen desde un teléfono móvil, un ordenador o una tablet. Sabrás incluso el navegador y el idioma desde el que te están leyendo.

Si has configurado correctamente tu cuenta de Google Analytics, podrás saber el sexo, la edad y los intereses de tus visitas. Toda esta información vale su peso en oro a la hora de crear una estrategia de contenidos o hacer nuevas búsquedas de palabras clave.

Adquisición

Desde la pestaña de Adquisición sabrás desde donde llegan las visitas. En este informe encontrarás toda la información relacionada con el tráfico que recibes. Aquí sabrás si tienes tráfico orgánico, referido, social o de correo electrónico.

En esta parte de Google Analytics encontrarás la pestaña con la información de Search Console. Si aún no has sincronizado tu cuenta con la de Search Console, ya estás tardando. Search Console controla las penalizaciones de Google —tanto manuales como de algoritmos— y te ofrece muchísima información detallada sobre las búsquedas relacionadas con el tráfico orgánico de tu blog, así como del perfil de enlaces entrante y saliente.

Toda esta información es muy completa y, como el resto, te servirá para corregir posibles fallos dentro de tu estrategia de contenidos.

Comportamiento

Aquí encontrarás la información sobre el comportamiento del usuario dentro de tu página. Podrás saber dónde aterrizan y dónde se van. Sabrás desde que páginas te llega el tráfico y a qué artículos o páginas aterrizan. Incluso podrás seguir el recorrido de un lector dentro de tu blog, siguiendo el flujo de artículos que leen.

En esta parte, además, encontrarás toda la información del buscador interno de tu blog, si lo has enlazado, claro.

Dentro de Comportamiento encontrarás una pestaña llamada Flujo del Comportamiento, esto es un mapa conceptual que te muestra cómo están usando tus lectores el blog. Podrás ver dónde llegan, qué hacen y cuántos de ellos abandonan tu página sin hacer nada más.

Conversiones y Descubrir

La pestaña de conversiones trabaja con los objetivos. Si no hemos creado ningún objetivo, esta pestaña no mostrará ninguna información, tan solo un aviso de que debemos configurar los objetivos.

Estos objetivos se suelen usar en campañas de marketing y sirven para analizar las tasas de conversión y el éxito de campañas de venta, lanzamientos o campañas de publicidad en Google Adwords.

La pestaña Descubrir nos ofrece un montón de información sobre Google. Desde ella podremos acceder al panel de la Google Academy, podremos aprender a crear alertas personalizadas y conocer los nuevos productos que forman la nueva Suite de Google Analytics.

Si queréis aprender a usar Analytics a tope o si queréis conseguir la certificación de Google, desde la pestaña Descubrir podréis acceder a la Academy de Google, seguir sus cursos y hacer el examen.

Las métricas de Google Analytics

Como te puedes imaginar, de todas las métricas de Google Analytics, la más importante es la que nos encontrarás en el informe de Audiencias. Aquí está toda la información relacionada con el tráfico de tu blog.

Este informe, antes se llamaba Público y, lo que ahora Google llama «sesiones», antes eran simples visitas. Esta es la información más importante que deberás analizar. El resto, las conversiones y los objetivos, son para los especialistas en SEO. Así que puedes olvídate y centrarte en tu tráfico y en el comportamiento de tus lectores.

Ahora bien, antes de ponerte con el análisis, sería importante que entiendas qué es el tráfico. Como te acabo de explicar arriba, el tráfico cuenta las visitas que recibe tu página o tu blog.

¿Tráfico? ¿Qué tráfico?

Como habrás visto en tu pestaña de Audiencias hay varios tipos de tráfico:

  • Tráfico orgánico.
  • Tráfico de referencia.
  • Tráfico directo.
  • Tráfico social.
  • Tráfico de afiliados.
  • Tráfico no referido.

Si te aparece en algún punto «Tráfico no referido», no te preocupes, Google a veces no sabe cómo catalogar cierto tráfico y le cuelga esta etiqueta.

De todos estos tráficos, el más importante es el tráfico orgánico. Este tráfico es el que llega directamente desde los motores de búsqueda —puede ser Google, Yahoo, Bing, Yandex o Baidu—. Tener mucho tráfico orgánico es una señal inequívoca de que estamos haciendo un buen trabajo de SEO con nuestro contenido, pues los lectores nos encuentran a través de nuestras palabras clave.

El tráfico social está muy bien, pues es el que nos llega desde las redes sociales. Sin embargo, este tráfico suele tener una tasa de rebote enorme. Los lectores que te encuentran en Twitter o Facebook sienten curiosidad por un artículo, pero rara vez van más allá. La mayoría, ni siquiera te leerá, simplemente entrará y compartirá tu artículo.

El tráfico directo es todo el que llega a través de tu dominio. Este tráfico es de usuarios recurrentes a tu blog. Conocen tu URL y la escriben directamente en la barra del buscador o te tienen en marcadores y acceden directamente desde su pestaña de marcadores.

El tráfico referencial son todos los enlaces que apuntan a tu blog. Este tráfico se debe a tu labor de linkbuilding. Todos los artículos que hayas escrito en otras páginas, deberían apuntar a tu blog y, de la misma forma, todas las entradas en las que se te mencione.

Existen otros tipos de tráfico como el de afiliación, el de ads o el de correo. Aunque estos suelen tener números muy escasos, a no ser que seas como Amazon y tengas un programas de afiliados colosal.

Cómo leer tus datos

En analítica web debes tener dos cosas muy claras:

  1. No existen números absolutos.
  2. Todos los datos se leen e interpretan en conjunto, jamás por separado.

En analítica web no podemos trabajar con números de referencia, cada página web, cada tienda online, cada blog, tiene unos números distintos y es muy importante que comprendas esto antes de leer. No existen dos audiencias iguales, de la misma forma que no existen dos páginas iguales.

Entender tus números

No puedes basar tu análisis en números de referencia, deberás basarlo siempre en TUS números, en TUS objetivos.

Por ejemplo, lo que para una página dedicada al SEO es una tasa de rebote alta, para ti y para mí, puede que sea una lectura normal. Si mi blog tiene una tasa de rebote del 80%, pero un tiempo medio de estancia en página de 4:30 minutos, es porque mis visitas leen mi contenido, encuentran lo que estaban buscando y no tienen necesidad de buscar más, por eso se van.

Eso no es malo. Al contrario, esos lectores seguramente regresarán.

Una tasa de rebote del 80% será mala si el porcentaje de visitas que regresan está por debajo del 10% o si tienes un tiempo medio de estancia en página de menos de un minuto.

Y lo mismo sucede para el resto de números. Nosotros, por norma general, trabajamos con KW de baja densidad —palabras clave con pocas búsquedas mensuales—, por lo tanto, generar 200 visitas diarias es todo un logro. Este número, para una página de un profesional SEO o de marketing más generalista, serían muy malas.

No compares tus métricas con las de nadie. Tu página tiene una audiencia concreta y solo puedes compararte contigo. Si en marketing el contenido es el rey, en analítica el contexto es Dios. Nunca te olvides de esto cuando te pares a analizar tu página.

Lo que sí tienes que hacer es marcarte unos objetivos muy concretos, marca unos números y compara mes a mes tus datos de Analytics con tus objetivos; solo así sabrás si estás haciendo bien las cosas.

Y hasta aquí mi repaso a Google Analytics para escritores. Ahora te toca a ti ponerte las pilas. ¿Tienes objetivos SMART? ¿Cada cuánto entras en Analytics para medir tu rendimiento?

Jaume Vicent

Escritor de terror. Copywriter, Excentrya

Pin It on Pinterest