marketing-wonder-woman

Recuerdo ver la serie animada de la Liga de la Justicia cuando era pequeño. Me acuerdo que, de entre los protagonistas, había dos que nunca me gustaron: Acuaman y Wonder Woman. Del primero no voy a decir nada, me sigue pareciendo un personaje inútil… pero Wonder Woman… Creo que, tras mucho tiempo, ha logrado reivindicarse como personaje y ocupar el lugar que se merece.

En aquella serie de dibujos era un personaje bastante plano. Incluso en la serie clásica con Lynda Carter como protagonista, era una superheroína que no acababa de conectar con nadie… ¿Un avión invisible? ¿Unos brazaletes mágicos? Creo que necesito algo más que eso para emocionarme.

Recuerdo muy bien que en aquella época no había vida más allá de Superman, Batman, Spiderman o el Capitán América.

Por suerte, Wonder Woman ha llega pisando con fuerza, con toda la energía de una amazona y ha venido para demostrar que, tras esa Diana callada y tímida, se esconde una mujer con una valentía que supera con creces la del Caballero Oscuro o la del mismísimo Hombre de Acero.

Wonder Woman es una princesa guerrera. Descendiente de guerreras, de generales, de reinas, es una líder nata y, como buena líder que es, ha llegado para enseñarnos algunas cosas importantes sobre marketing. ¿Quieres saber qué es lo que Wonder Woman nos puede enseñar sobre marketing?

Todo lo que podemos aprender de marketing online con Wonder Woman

Liderazgo

Lo mejor de Wonder Woman es que no solo está salvando el mundo, esta cambiándolo. En el poco tiempo que la película lleva en pantalla, ha logrado subir el listón. Es un símbolo de visibilidad y de igualdad. Ha sentado las bases para un nuevo tipo de cine de superhéroes. Wonder Woman ha logrado abrir la puerta a un debate muy necesario sobre el feminismo y la visibilidad de la mujer en el cine (de los que hablaré más adelante).

Uno de los pilares del marketing es el liderazgo. No puedes tener un blog, ni hacer marketing sin autoridad. La autoridad es la base de tu confianza. Diana es una princesa y, como tal, tiene autoridad. Es una líder nata.

Nosotros no somos príncipes, ni princesas… ni siquiera somos generales. Aún así, nuestro deber es ganar autoridad. Y la autoridad se puede ganar de muchas formas; estudiando, trabajando y poniendo en práctica lo que vas aprendiendo. Yo tengo cierta autoridad hablando sobre copywriting para escritores y copywriting en general, me la he ganado a base de trabajo duro.

He trabajado mis palabras clave a base de crear contenidos sobre estos temas y, ahora mismo, estoy posicionado en Google en los primeros puestos del copywriting para escritores. Por lo tanto, mi blog tiene autoridad en ese tema.

Escoge algo que te apasione. Aprende, estudia, pon en práctica lo que hayas aprendido. Entonces abre un blog y escribe sobre ese tema. Crea artículos maravillosos que enseñen algo y que, a la vez, entretengan al lector. Construye tu autoridad en base a tu experiencia y serás un gran líder, igual que Diana es una líder entre las Amazonas.

Lleva tu pasión al límite; no aceptes un NO por respuesta

Cuando Diana era pequeña su madre, la Reina Hypolita, le prohibió que se entrenase con el resto de guerreras de la isla. Pero ella no se plegó a la voluntad de su madre, no renunció a su verdadera pasión. En lugar de eso, acudió a su tía, la General Antíope, para que le enseñase en secreto el arte de la guerra.

Solo porque te digan que no, no significa que debas abandonarlo todo. Fíjate en los escritores, ¿cuántos rechazos acumulan? Cada rechazo te acerca más al sí. Sé como Diana, no permitas que un no te pare.

En tu carrera, no dejes que un no o un rechazo te haga dejarlo todo. Ningún hombre se había atrevido a cruzar la Tierra de Nadie, hasta que Diana lo hizo. Tienes que seguir adelante, escucharte solo a ti mismo hasta que logres tus objetivos. No dejes que los comentarios de los demás te hagan cambiar de idea.

A la hora de tomar una decisión importante en tu carrera, no deberías escuchar a nadie. Haz lo que te apasione. Guíate por tu instinto. Nadie tiene tanta información sobre ti como tú mismo. Todo comienza así, todos los inventos han nacido de una idea que nadie ha tenido antes… Confía en ti, adéntrate en la Tierra de Nadie o entrena en secreto si amas pelear.

El poder de un buen mentor

En cuanto Diana logra convencer a su madre para que la deje entrenarse como guerrera, su tía Antíope no se corta un pelo con ella y le da con todo. Eso significa que le da para el pelo cuando baja la guardia, pero también quiere decir que la felicita, diciéndole que es mucho más fuerte de lo que se esperaba.

Encontrar un mentor que crea en ti y que te empuje para superar tus límites es muy importante. Los mentores tienen que saber cuando felicitar y cuando cantar las cuarenta a sus alumnos. Encontrar alguien que sepa guiarte y exprimirte, es una de las mejores cosas que te pueden pasar.

Para hacer las cosas bien en marketing (y en cualquier cosa que te propongas) tienes que convertirte en la mejor versión de ti mismo y un buen mentor hará justamente eso por ti. Pero los mentores debes buscarlos, nadie te llamará por teléfono para decirte: ¡Eh, yo seré tu maestro!

Usa el lazo de Hestia en ti mismo

Diana usa el Lazo de Hestia que obliga a decir la verdad al que toca. El Lazo fue forjado por el mísmisimo Hefesto. Cuando alguien a quien toca este lazo trata de mentir, el Lazo quema. Tiene otros poderes como curar y es tan fuerte que puede sujetar a entes tan poderosos como Superman.

Sin embargo, si es conocido por algo, es por obligar a decir la verdad.

La sinceridad tiene un poder casi mágico en el marketing. Para vender cualquier cosa necesitas que tus clientes confíen en ti y la mejor forma de crear confianza es contando la verdad. Uno de los principales motivos por los que mucha gente desconfía del SEO y del marketing es por la gran cantidad de cantamañanas y piratas que aparecieron antes de los grandes algoritmos de Google.

En aquella época se podía hacer trampa muy fácilmente y, cuando buscabas información sobre marketing, SEO o posicionamiento en buscadores, te acababas topando siempre con los mismos artículos; llenos de información inútil.

No mientas. No engañes. Olvídate de hacer clickbaiting. No prometas a tus lectores cosas que no eres capaz de ofrecer. No les vendas la guía definitiva para publicar tu libro en tres semanas, a menos que, de verdad tengas un método comprobado para hacerlo. Estas mentiras, que son bastante habituales, son una patada en la boca a tu marca personal.

Visibilidad

Como he dicho al principio, quizá lo mejor que podemos aprender de la princesa Diana es a ser visibles. Wonder Woman, por suerte, ha sido una revelación. Una necesaria patada al avispero que ha permitido que un problema que lleva mucho tiempo en la sombra aparezca a la luz. La Mujer Maravilla ha dado luz y voz al problema de la visibilidad de la mujer en el cine, poniendo sobre la mesa algunos temas realmente delicados que necesitaban de un debate público.

El escritor también necesita esa visibilidad. Los escritores tenemos grandes carencias en este aspecto y, de hecho, somos los que más nos beneficiamos de la visibilidad que las técnicas que el marketing nos ofrece. Sin embargo, seguimos siendo reticentes.

La visibilidad en Internet es el paso necesario y prioritario para vender. No importa si quieres vender tus libros o tus servicios, si no eres visible en Internet no lograrás vender nada. En este blog hemos hablado muchísimas veces de la importancia que esto tiene en nuestras estrategias de ventas, así que no volveré a repetirlo.

Solo te diré que: si no te ven, no saben que existes.

Como puedes ver Diana tiene mucho que enseñarnos sobre marketing y sobre la vida misma. Wonder Woman es toda una lección, una declaración de intenciones a la que todos deberíamos prestar atención.

Estas son las lecciones que he sacado yo, pero estoy seguro de que tú, habrás sacado otras distintas, ¿a qué sí?

No te cortes, comparte con todos nosotros esas valiosas lecciones sobre marketing que has sacado de Wonder Woman.

Jaume Vicent

Escritor de terror. Copywriter., Excentrya

Pin It on Pinterest