blog-de-escritor-errores

Mark Twain —con esa fina ironía que lo caracterizaba— definió un clásico como aquel libro que todo el mundo elogia pero que nadie lee. Los blogs de escritor son como los clásicos de la literatura. Todo el mundo te dice que debes tener uno, pero nadie te dice cómo. Y lo cierto es que los blogs de escritores solo funcionan si cumplen una serie de requisitos básicos.

Hace ya algún tiempo, Gabriella Campbell —con esa fina ironía que la caracteriza— escribió un post titulado: 7 blogs de escritores que sí funcionan, en el que analizaba qué tipos de blog de escritor existían y qué ventajas y desventajas tenía cada uno. Un post muy bueno, como todos los suyos (Sí, soy fan, qué se le va a hacer).

Pero lo que no analizaba Gabriella y es lo que yo pretendo averiguar hoy —con esa fina ironía que me caracteriza— es por qué dentro de un mismo tipo de blog de escritor, unos triunfan y otros, no. No es por lo bien que escriben. He visto blogs de escritores que escriben fenomenal y que publican con editoriales grandes con más o menos ventas hundirse en la miseria de las menos de 100 visitas/día. Y, por el contrario, he visto blogs de escritores noveles que tenían una difusión increíble de cada uno de sus posts.

Vamos a hacer un recorrido por los clásicos para ver:

Las 4 razones por las que un blog de escritor no triunfa.

 

orgullo y prejuicio como escritor

 

“Orgullo y Prejuicio”, de Jane Austen

O pensar solo en lo que a ti te gusta y no en lo que le gusta a tu lector ideal.

Elizabeth Bennet, la protagonista de Orgullo y pejuicio, es orgullosa. Piensa que su ingenio es el más agudo. Y Darcy es prejuicioso. Cree que Elizabeth no da la talla. Ninguno de los dos es capaz de ver aquellos puntos que los unen. Como tú tampoco ves los que te unen a tu lector ideal. Porque, cuando escribes en tu blog de escritor, escribes sobre lo que TE gusta, lo que TE interesa y TUS lecturas, TUS noticias. Tú, tú y más tú.

¡Pues no!

Solo en el momento en el que te des cuenta de que al otro lado de la pantalla hay otra persona y busques la interacción con ella, tu blog empezará a despegar. Porque el foco no está en ti, sino en tu lector. Lo que a tu lector ideal le gusta, lo que le interesa, lo que le aporta.

 

usabilidad blog de escritor

El “Ulises”, de Joyce.

O ¿de qué cuernos estás hablando? No definir la temática.

Uno de los principales errores que se comete en un blog de escritor es el no tener una temática definida. El blog, como el Ulises, parece a primera vista caótico y desestructurado y no anima, precisamente, a leerlo. De hecho, de los clásicos que nombro en este post es el único que no he podido acabar

¿Cuántos blogs has visto en los que las categorías son “Reseñas”, “Noticias” y “Relatos”? ¿Por qué a mí, que acabo de llegar a tu blog sin conocerte de nada, me van a interesar tus relatos?

Si quieres vender comida para gatos, habla de gatos. Así que, si quieres vender libros de literatura fantástica, habla de novela fantástica, películas sobre libros de fantasía, reseña lecturas de fantasía, investiga sobre curiosidades de escritores de fantasía… sí, todo tiene que estar metido dentro de la misma temática. Incluso el diseño del blog.

Pero, ¿qué pasa si escribo dos géneros? Pues busca el punto intermedio de ambos, aquel que une a los dos públicos objetivos y que puede convertirte en referente en ese campo.

 

“Robinson Crusoe”, de Daniel Defoe.

O no estás solo en una isla.

Una de las bases de que un blog salga para delante es el networking. O, en castellano de toda la vida, las personas con las que contactes por la red. Un blog es un canal bidireccional. Si no dedicas tiempo a responder comentarios, a interactuar con otros blogs de tu temática, a responder y compartir en redes sociales, terminarás como Robinson. Solo y rodeado de caníbales esperando a que te rescate una gran editorial.

Que, por otro lado, lo primero que te va a preguntar es qué visibilidad online tienes.

 

email marketing en blog de escritor

“Los tres mosqueteros”, de Alexandre Dumas.

O uno para todos y todos para uno.

Hacer crecer una comunidad alrededor de tu blog es una de las cosas más importantes para que te lea alguien más que tu madre. Pero, ¿cómo se consigue eso? Con cuatro espadas a tu favor.

El content marketing de Aramis

Tienes que enamorar a tus lectores con tu contenido. Que sea original y útil. Tanto que se enamoren de él y quieran compartirlo en redes sociales y añadirte a su twitterfeed mientras tú les miras sonriente detrás de tu abanico.

El email marketing de Athos

Tu corazón es noble, pero eso no se sabe en una relación tan abierta como la del blog. Necesitas un tête-a-tête más íntimo. Algo que haga que tu lector te conozca, que sepa que no tienes malas intenciones y que eres de confianza. Eso hace que, cuando tú lo necesites, esté ahí por ti. Porque tú le has abierto un poco de tu corazón y él te ha abierto su casa.

Las redes sociales de Porthos

Es el que más abulta de los mosqueteros. Y el que más tiempo te hace perder en tabernas y peleas impulsivas. Pero si te ganas su confianza tendrás su brazo —largo— a tu lado.  Y, aunque cueste ganárselo, hay que trabajar con él codo a codo. A lo mejor, así evitas los errores que los escritores cometemos en redes sociales. 

Y el SEO de D’artagnan.

Pensar en cada libro como una oportunidad de visibilidad online es lo que distingue al escritor emprendedor del escritor 1.0. Ser impulsivo le llevó a D’artagnan a tener problemas. Pero aprendió a pensar las cosas, a contar con los demás y a planificar. A tener en cuenta el SEO.

Si vas a sacar un proyecto o una novela, tu blog de escritor debe prepararse para el lanzamiento varios meses antes.

Generar engagement, que dicen los marketeros (o tener fans, que dice mi madre) es un trabajo de muchas horas. Lo mismo que ser escritor. Si no lees mucho y de muchos palos con ojo crítico, no serás buen escritor. Digan lo que digan.

Pero, para tener visibilidad online, no hay nada mejor que los clásicos ;D

 

Pin It on Pinterest