Palabras clave para escritores
Palabras clave para escritores

El SEO es, junto con el marketing digital, uno de los mayores puntos de dolor de los escritores. No hace falta disimular, a ninguno de nosotros nos gusta. Lo sé y lo entiendo. Somos escritores y lo que nos gusta es escribir, no nos gusta promocionar nuestra obra y, a la mayoría, tampoco nos gusta llevar un blog y pensar en las palabras clave que nos posicionan como escritores.

El problema es que por mucho que te resistas, si quieres tener visibilidad y que tus lectores te encuentren, vas a tener que pasar por el aro. Eso es lo que me ha llevado a escribir el manual Palabras Clave para Escritores con el que podrás aprender todo lo necesario sobre las keywords, ¿quieres saber más?

Palabras clave, SEO y blogs para escritores

Yo no he sido siempre escritor o redactor. Antes de todo esto tenía un trabajo normal y corriente (bueno, tenía muchos trabajos normales y corrientes para llegar a fin de mes). Por si no lo sabías, mis estudios tampoco tenían nada que ver con el SEO, el marketing o la redacción; soy antropólogo social de formación, especializado en filosofía y ética.

El problema es que jamás llegué a encontrar un trabajo «de lo mío». Me hubiese encantado estar en un consejo ético de un hospital o una gran compañía, pero las cosas casi nunca salen como uno se las espera, ¿verdad? Por si te lo preguntas, terminé llevando una cervecería.

Me encantaba mi trabajo, pero llegó la crisis que, junto a un problema de quejas vecinales, me llevó al cierre de mi negocio. Durante mucho tiempo (mucho, mucho, mucho) no encontré trabajo. Me comí los ahorros de los que disponía y me vi sin muchas opciones.

Como tenía mucho tiempo libre empecé a escribir, una afición que siempre tuve y que había dejado apartada. No sabía qué hacer con mis textos, así que me abrí un blog en Blogger. No me leía nadie y yo escribía de uvas a peras.

Abrí y cerré varios blogs en un periodo de dos o tres años. Todos eran un desastre, en gran parte porque tampoco me preocupaba por ellos. Los creaba, buscaba una plantilla molona, escribía un par de semanas (o de días) en ellos y me olvidaba. Pero los comentarios seguían llegando; a la gente le gustaba lo que escribía.

Sin reglas, solo escribir

Esa fue una época bonita. No me preocupaba el SEO, ya que no tenía ni la más mínima idea de lo que era. No me preocupaba lo que escribía, era de lo más naif; a mí me gustaba escribir y lo hacía con un estilo torpe y algo recargado.

Era esa esencia naif lo que más me gustaba. Muchas veces he pensado lo bonito que sería recuperar ese espíritu infantil… Ese volver a pintar con los dedos. Pero hay que saber evolucionar y madurar.

Uno de tantos blogs se llamaba Caníbal y Rey, en alusión a un libro muy famoso en el ámbito antropológico. Empecé a escribir sobre antropología, un tema que me encanta y empecé a crecer de verdad. A la gente le gustaban mis textos, mis historias y mi forma de escribir. Entonces pensé: «¿podría ganarme la vida con esto? ¿Sería capaz de sacarme un sueldo con un blog?»

Empecé a buscar información en Internet sobre cómo gestionar un blog. Lo primero que descubrí en esas búsquedas fue el SEO. Y debo ser un tipo de lo más raro, porque al contrario que la mayoría de vosotros, me enamoré inmediatamente.

Me encantaban las palabras clave. Era casi una labor científica, como la que se llevó a cabo con la Piedra Rosetta y que permitió desvelar los misterios de los jeroglíficos egipcios. Se trataba de encontrar las palabras exactas que los usuarios estaban utilizando para encontrar mi contenido en Google.

Palabras clave para ser visible

Caníbal y Rey falleció hace mucho tiempo de inanición. Pero yo nunca abandoné el mundo de los blogs.

Por esa época cree Excentrya, un blog chorra en Blogger. No tenía muy claro lo que sería y lo convertí en un cajón de sastre. Un día publicaba una imagen tonta, otra un chiste, otra un relato, otra una carta a mi vecino «el gilipollas del taladro».

Quote palabras clave para escritores
Las palabras clave son las que posicionarán tu libro y lo harán visible a tu audiencia.

Excentrya comenzó a atraer la atención de muchos lectores. En unos pocos meses, logré crear una base de lectores constante y empecé a publicar artículos sobre SEO. Más que sobre SEO en sí, eran artículos sobre cómo iba experimentando con el SEO y el marketing en mi propio blog. Al mismo tiempo, iba escribiendo ficción y utilizaba mi blog como plataforma y bitácora.

Poco a poco, la gente fue llegando a los artículos sobre SEO y escritura. Entraban, leían y se sentían identificados. Me hacían preguntas, yo las contestaba y se sentían agradecidos.

Sin darme cuenta, había dado con la llave. A la gente empezó a gustarle mi contenido.

Un buen día, alguien me pidió un presupuesto para escribir artículos en un blog de abogados (hace cinco años de eso y sigo llevando todo el contenido de ese blog de abogados).

¿Cómo pasó todo eso? Porque había logrado colocar mis artículos en las primeras posiciones de Google. Yo, un blog modesto, alojado en Blogger. Había conseguido colocarme por delante de muchas agencias de marketing. ¿Cómo era posible?

Por el SEO.

Palabras clave en todas partes

En aquella época, el SEO era otra cosa. Podías meter palabras clave en cualquier parte. Mucha gente las escondía en el fondo de los artículos y las plantillas, cambiando el color de la tipografía. Las insertaban en el código de la plantilla, en las imágenes… Todo valía, Google solo se fijaba en la cantidad de palabras clave, no en la calidad.

Hoy en día es muy diferente. El cerebro de Google ha evolucionado muchísimo gracias a Rankbrain. De hecho, está tan evolucionado que ni los propios ingenieros que lo crearon son capaces de afirmar con seguridad hasta qué punto de sofisticación ha llegado (…eeem, ¡hola, Skynet!).

Todo esto se ha logrado gracias a las palabras clave. Ellas fueron las que lo empezaron todo. Las palabras clave servían para etiquetar el contenido. Gracias a ellas, Google era capaz de diferenciar un artículo de zapatillas deportivas de uno de paellas. Más tarde, gracias a las palabras de cola larga, fue capaz de diferenciar un artículo de zapatillas de Nike de uno de zapatillas Puma. Y gracias a la entrada en el campo de juego de la tecnología LSI (SEO sintáctico), ahora es capaz de diferenciar la paella del arroz con cosas, casi al nivel de un valenciano.

Pero las palabras clave no están solo en los artículos de los blogs. Están en todas partes. Están en los anuncios de Adwords, están en los hashtags que usas en Twitter e Instagram, están en las búsquedas de perfiles profesionales de LinkedIn, en los anuncios de Facebook Ads y, por supuesto, en las descripciones de tu libro en Amazon.

Palabras clave para escritores: un manual para la vida moderna

Nunca me cansaré de insistir en la importancia que tienen las palabras clave en la visibilidad de un proyecto. Sin ir más lejos, una mala gestión y una búsqueda deficiente de palabras clave, puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso de un proyecto.

Hace unos meses, una agencia de marketing alemana contactó conmigo. Estaban llevando a cabo una campaña muy fuerte de artículos, en la que habían apostado muchos miles de euros y estaba fallando. Estaban creando muchísimo contenido, pero no lograban posicionarse. Cuando empecé a trabajar con ellos, un equipo de seis redactores estábamos escribiendo entre 2 y 3 artículos de 2000 palabras al día.

Durante la primera semana me dediqué a observar el proyecto al completo. El error no estaba en el contenido (al menos no en todo, ya que la mayoría era de calidad). El problema estaba en la búsqueda de palabras clave. Las palabras clave elegidas tenían un volumen de búsqueda muy bajo, muchas ni siquiera tenían búsquedas en España, pues eran términos usados en Latinoamérica.

Hubo que hacer todo el trabajo de búsqueda de palabras clave de nuevo.

La palabra exacta

Un lector puede llegar a tu blog de muchas maneras. Un blog sobre marketing digital para escritores puede posicionarse por muchas palabras clave. MOLPE, sin ir más lejos. Puedes llegar aquí buscando:

  • Marketing digital para escritores.
  • SEO para escritores.
  • Como publicar un libro.
  • Como ser visible en Internet.
  • Ana González Duque.

Todos estos términos (y muchos más) de búsqueda te traerán a las puertas de este blog. ¿Por qué? Porque Ana ha hecho un buen trabajo de búsqueda de palabras clave. Ha comprendido qué términos utilizan sus lectores y los ha incorporado al contenido que crea, a sus cursos, a sus podcasts. A todo.

Y eso es precisamente lo que yo quiero enseñar a los lectores de mi manual Palabras Clave para Escritores.

He venido a hablar de mi manual

Pues sí. Un rodeo de 1500 palabras para acabar hablando de mi libro. Espero que no te haya resultado demasiado tedioso.

Palabras clave para escritores es un manual sencillo y práctico. En el explico todo lo que necesitas saber sobre las palabras clave: qué son, para qué sirven, qué tipos de palabras existen y dónde puedes usar cada una de ellas. También te explico cómo realizar las búsquedas en profundidad, paso a paso y utilizando herramientas gratuitas.

Es un manual al alcance de cualquiera. No necesitas ser un crack del SEO para aprender de él y, si lo eres, seguro que encontrarás algún truquillo interesante que no sabías.

Si quieres aprender a buscar las palabras clave que posicionarán tu blog de escritor, tu libro o tu proyecto literario (en redes sociales o en Amazon), o si quieres mejorar tu técnica y descubrir herramientas y procedimientos nuevos, te invito a que lo leas y a que me cuentes si te ha ayudado. Apuesto lo que quieras a que sí.

¿Qué me dices? ¿Quieres que tus lectores encuentren tu libro?

Pin It on Pinterest