Youtube-para-escritores

La palabra es el instrumento más poderoso que tiene el ser humano.

Es capaz de empezar una guerra y de terminarla.

Puede emocionar, hacer reír y hacer llorar.

Y, sin embargo, muchas veces tenemos la impresión de que nuestras palabras no las escucha nadie. De que mueren en la marea de miles y miles de palabras que se mueven por internet.

Está claro que es mucho más sencillo crear contenidos escritos para un escritor: estamos en nuestra salsa, pero no debemos olvidar que Youtube puede servir para posicionarnos con mucha más facilidad que un blog.

¿Por qué sirve Youtube para ganar visibilidad online? 

 

Por varios motivos. Youtube es el segundo buscador más importante del mundo detrás de Google. Pero es que, además, Youtube es de Google. Y hay menos competencia en Youtube que en los blogs. ¿Cuántos blogs de escritores conoces? Sí, efectivamente, muchos. ¿Cuántos canales de Youtube?

—Pero, Ana, ¿otra cosa más? Si no doy abasto con el blog y las redes sociales…

Sí, pero es que puede que a tu lector objetivo le vaya más el vídeo que meterse en Facebook. Cada género, cada nicho de literatura, tiene un público. Y cada escritor —por sus características y su forma de escribir— puede sacarle más partido a una red o a otra.

Hoy vamos a ver los motivos para usar el vídeo en nuestra estrategia de marketing y, para ilustrarlo, voy a usar como ejemplos varios canales de escritores que usan Youtube para promocionar sus contenidos.Y podrás ver si el vídeo se ajusta a tu lector o no.

El vídeo es un formato atractivo. 

 

La imagen en movimiento capta inmediatamente la atención del lector. Luego, ya depende de ti el cautivarlos. Hay cuatro factores que contribuyen a esa primera impresión que causas: tu sonrisa, tu apariencia física, tu forma de hablar y lo cuidado que esté tu canal.

Tu sonrisa:

¿Qué te cuesta sonreír? Nada, ¿verdad? Una vez una paciente, preguntó por mí en el Hospital. No recordaba mi nombre y la administrativa que la atendió, le preguntó: «Pero, ¿cuál dice usted? ¿La doctora más alta o la más bajita?». La respuesta de la señora fue: «La de la sonrisa». No sonreír da lugar a muchas interpretaciones. Que eres seco, malhumorado, que tienes una actitud distante…En cambio, si sonríes pones a todo el mundo de buen humor.

Tu aspecto físico:

Nacemos con el aspecto que nacemos. Pero, al grabar, intenta siempre llevar tu mejor aspecto. Peinadito, sin ojeras. Si llevas gafas, tienes un handicap añadido, que es que reflejan el brillo de los focos y no dejan ver bien tus ojos. Así que si puedes grabar sin gafas mejor que mejor. Si no, intenta que la luz no te dé directamente para que el haz se desvíe y no refleje tanto.

Tu forma de hablar:

Cuanto más espontáneo y más suelto se te vea, mejor irá el canal. Es verdad que, al principio, uno está tremendamente envarado y rígido, pero poco a poco va perdiendo el miedo a la cámara. Utiliza palabras sencillas, proyecta tu pasión, habla claro y alto.

Tu canal:

De la misma manera que no puedes invitar a nadie a tu casa por primera vez si está llena de cajas de mudanza, tampoco puedes empezar a colgar vídeos en Youtube sin haber hecho los deberes. Estas tres cosas deben de estar hechas antes de abrir el canal:

  • Cabecera del canal: utiliza una imagen que tenga que ver con tu género literario y que diga de qué va tu canal.
  • Iconos de redes sociales y de tu blog.
  • Miniaturas de los vídeos.

Te dejo un vídeo de Martitara explicando —en el canal de Youtube de Marketing online para escritores— cómo se hace una miniatura.

El contenido de un vídeo es más sencillo de retener que el de un post. 

 

Un pedagogo estadounidense llamado Edgar Dale elaboró una teoría llamada «El cono de la experiencia», que reflejaba la forma que tiene el ser humano de aprender. La punta del cono es el conocimiento pasado de forma oral o escrita, lo que quiere decir que es la forma en la que menos retenemos. La base del cono es la experiencia directa.

De forma que a medida que experimentamos más, se nos queda grabado en el cerebro mucho más.

Por lo tanto, si tu objetivo como escritor es el de enseñar o vender servicios, como es el caso de Javier Miró, responsable de Autorquía, sin duda Youtube es tu plataforma.

El vídeo es un formato complementario.

 

Tener un canal de Youtube no quiere decir que ese canal sea tu única conexión con tus lectores.

Muchos escritores utilizan su canal para complementar contenidos de su blog o colgar booktrailers de sus libros.

También es el formato ideal para colgar vídeotutoriales.

O para reforzar tu marca personal. Un ejemplo de esto y de potenciación de marca personal fue la apuesta de Planeta con Francisco de Paula (Blue Jeans) en el 2015. Organizaron una gira de firmas de libros por toda España y contrataron a un youtuber (Omai, de OMGlobalNews, un canal de muchísima calidad profesional) para que la grabara. Las firmas se anunciaban y se grababan en el canal. Se comentaban en él. El día a día de Blue Jeans, incluidas tomas falsas, reforzó la marca personal del escritor en una red social idónea para su público objetivo.  Resultado: un éxito completo.

Youtube favorece el engagement y el networking. 

 

—Vale, Ana, ya te me pones a soltar palabros raros.

Espera, espera. Ahora me explico. Dar la cara en un vídeo, que la gente te vea y establezca un contacto visual contigo, es como un aperitivo de una charla tomando un café. Si hablas de temas que dominas, generas confianza y credibilidad. Y esa es la clave para ganarte la confianza de los lectores y conseguir que vuelvan: el engagement. 

Pero, además, puedes utilizarlo —como lo hace J.C. Sánchez en su canal— para establecer relaciones con otros escritores, de manera que favorece el que te relaciones con influencers. Si haces entrevistas dentro de tu género literario, puedes empezar a tejer una red de contactos que luego te va a venir divinamente a la hora de promocionar tus propios productos.

J. C. nos contó aquí en el blog, cómo hacerlo usando Google Hang Out. Te dejo aquí la entrevista que le hizo a Mónica Gutiérrez Artero, por su libro «El noviembre de Kate» de Roca Editorial.

Otro ejemplo de esto es el uso que Roberto Alhambra, escritor de fantasía adulta, hace de su canal. Sus monográficos de fantasía, a los que invita a varios contertulios (escritores, blogueros, booktubers…) son tremendamente enriquecedores para lectores del género. Y es una buena manera de llamar a sus lectores a investigar sus novelas.

Youtube te da visibilidad y aumenta tu conversión.  

 

El 90% de los jóvenes comprendidos entre 14-20 años dicen que el vídeo les ha ayudado a tomar una decisión de compra. Por eso, si tu público es juvenil, me temo —ay, amigo— que no te queda más remedio que dar la cara (y nunca mejor dicho).

Además, la probabilidad de aparecer en una búsqueda de Google concurrida es 50 veces más alta en un vídeo que en un post.

Pero cuando le planteo a un escritor eso de hacer Youtube, la primera reacción es siempre la misma: «¿Estamos locos?». Tener miedo a exponernos es normal. Los escritores somos muy de dejarnos vencer por los miedos y quedarnos calentitos y confortables en la zona de confort.

«Ya la editorial hará lo que tenga que hacer».

Pero no, te equivocas.

Quedarse parado, dejarse vencer por los miedos es inaceptable. Todos hemos sido novatos. A veces, cuando se vence ese temor, salen joyitas como esta reseña musical de Pablo Ferradas, que ha sido compartida muchas veces en redes sociales. La reseña es original y divertida y eso ha favorecido que se comparta, pero es que además es una reseña de una novela de fantasía juvenil (que es el género de la novela de Pablo «La caja de Bernit», que va por su segunda edición).

O sea, truco del almendruco: José Antonio Cotrina, que tiene muchos seguidores de Fantasía juvenil, comparte la reseña y sus lectores conocen el canal de Pablo y su novela.

Y no ha colgado en ningún momento lo de «Lee mi libro».

Puede ser una fuente de ingresos adicional.

 

Cuando hablamos de ¿Cómo ganar dinero con tu blog de escritor? decíamos que no podemos poner todos los huevos en la misma cesta. Y está claro que para ganar dinero con Youtube hay que ser constante, disciplinado y crear contenido de forma habitual. Pero te genera ingresos por dos lados: por un lado, aumenta la promoción de tus libros entre tus suscriptores y, por otro, te genera ingresos por publicidad en el canal.

Un ejemplo de escritor emprendedor que usa Youtube de forma magistral para potenciar el engagement con su audiencia es Javier Ruescas. El escritor «habla de libros» (como dice al inicio de cada vídeo) en su canal, pero también favorece la interacción con youtubers, con otros escritores, juegos con su audiencia. En resumen, que si escribes juvenil es un canal para inspirarse.

Por ejemplo, mirad el concurso que organizó junto a Sofía Rhei para promocionar «Róndola».

Otro ejemplo es el del escritor y traductor Mike Lightwood. Su canal reivindica el papel del traductor en la literatura y da rostro a libros que no son tan comunes en otros canales.

El vídeo humaniza.

 

Si tienes muy claro cuál es tu público objetivo, puedes usar el vídeo y sus contenidos para empatizar con ellos. Mis blogs —tanto «El Fogón» al que pertenece mi canal, como Marketing online para escritores— están dirigidos a escritores. Así que este vídeo que usa el humor fue compartido muchas veces en mis redes.

El vídeo puede ayudarte a promocionar tus libros, a crear una audiencia y a vender.

Pero es difícil salir de la zona de confort.

Por eso, Marta Álvarez —Martitara, una de las booktubers más importantes del panorama español— me ha propuesto una mentoría especialmente dirigida a escritores que quieran potenciar Youtube dentro de su estrategia de marketing.

El curso parte de cero y se adapta a cada escritor.

Si quieres saber algo más sobre esta formación, clica en el botón para leer el temario.