Entender cómo funciona el algoritmo de Amazon en la sección de libros y cómo obtener lo mejor de sus comentarios y de sus ventas es una cosa que beneficia muchísimo tanto al escritor independiente como a las editoriales. Pero Amazon es algo que arrastra más mitología que el libro de Neimhain y hay muchas habladurías acerca de cómo funciona el algoritmo que han ido pasando a la leyenda urbana confundiendo a todo quisqui. Por eso, me pareció imprescindible que en MOLPE hubiera una Guía de cómo usar Amazon y sacarle jugo a su algoritmo.

¿Cómo funciona el algoritmo de Amazon?

Amazon es un buscador. Como Google. Un código le dice al sitio web de Amazon cómo ordenar y cargar las listas de productos de manera que se adapten a la experiencia de cada persona. Para eso sirven los datos que proporcionamos a Amazon y que ellos recolectan como miguitas de pan: los libros que miramos, los que compramos, los que ponemos en la lista de deseos, nuestros gustos en películas (si tenemos Prime), etc. Amazon siempre va a mostrarte el libro que eres más propenso a comprar en base a todos esos datos.

¿Qué ocurre si es la primera vez que compras en Amazon? Un cliente que haya comprado muy pocos libros será incluido por el algoritmo en aquel grupo de gente que más cuadre con los datos que Amazon tiene de él, entre ellos datos demográficos. A medida que el usuario se mueve por la tienda, los datos cambian y se personalizan cada vez más en la magia del Big Data.

La clasificación de los libros está determinada por una serie de factores que cualquier persona con un mínimo de curiosidad puede consultar en la documentación de Amazon (esa que no nos leemos nunca, cuando le damos a «aceptar»). Pero lo único que importa en el algoritmo de Amazon son las ventas. El resto importa en cuanto que aumente las ventas o no.

Amazon es un negocio, así que su objetivo es sobre todo ganar dinero. Los ingresos totales son el número de libros vendidos por el precio de venta en 24 horas. Y eso es algo que tenemos que tener en cuenta en un montón de cosas, aunque parezca una perogrullada. Por ejemplo:

  • Si haces una rebaja de 24 horas, las ventas en esa sesión se incrementarán y Amazon te dará más visibilidad que si haces la rebaja durante el fin de semana, porque se irán espaciando en más sesiones.
  • Si vendes tu libro a 0.99 y en tu mismo género, hay otro libro a 2.99 que se vende menos, pero también se vende, es más que probable que Amazon promocione antes a esa persona que vende a 2.99 porque le hace ganar más dinero que a ti. No te vendas barato. Investiga cuáles son los precios dentro de tu género antes de decidir el precio que vas a ponerle a tu libro.
  • Lo mismo ocurre cuando las editoriales ponen sus ebooks a más de 10 euros, que no venden nada dentro de su nicho y aunque sean más caros, no son el precio idóneo y tienen nula visibilidad en Amazon.
  • Las ventas recientes se valoran más: así que entre dos libros que hayan vendido lo mismo, estará por delante el que lo haya vendido más recientemente.
  • La velocidad de venta también: cosa que debemos tener en cuenta en el lanzamiento de un libro.

Categorías temáticas y palabras clave

Como Amazon es un buscador, las categorías temáticas y las palabras clave que son la base del SEO son también importantes aquí.

Las temáticas están clasificadas por categorías y subcategorías. Escoger la categoría apropiada en el lanzamiento es fundamental pero también lo es, cambiarla de vez en cuando. Como autor independiente, solo tienes acceso a dos categorías temáticas por libro. Como editor, puedes elegir hasta cinco. La mayoría de los autores no se esfuerzan en entender la importancia que esto puede tener para su visibilidad y fallan en el uso del sistema. En vez de utilizar las categorías temáticas en su propio beneficio, ponen algo genérico (ficción, por ejemplo. ¿Hay algo más soso que eso?). Cuando eliges de forma adecuada, aumentas las posibilidades de subir en el ranking de Amazon. Si apareces en el TOP 100 de una categoría, eso aumenta las ventas y, por lo tanto, tu visibilidad en el algoritmo.

La cosa funciona así: imagina que corres una carrera local pero solo se presentan tres personas. La ganas: eres el mejor corredor local, con lo que optas a competir en una carrera regional. Supón que nuevamente no hay demasiada competencia y, por azares del destino, quedas entre los tres primeros y pasas a la nacional a competir con gente que corre mucho mejor y más rápido que tú. Amazon funciona igual: si llegas a número 1 en una categoría pequeñita, cuenta igual que si llegas a número 1 en una categoría más reñida. Como solo tienes dos categorías, elige una que sea competitiva (que te permita llegar a la lista TOP 100 general si vendes mucho) y otra que lo sea mucho menos (pero que califique bien la obra de cara a la visibilidad en Amazon).

Esto tiene que estar en tu cabeza cuando programes un nuevo lanzamiento. Calcula cuántas ventas serían necesarias para llegar al TOP 100 de cada categoría (e intenta estar atento a las novedades de tu género para no coincidir con superventas al mismo tiempo).Estimar cuántas ventas podrías generar en cada categoría se hace a través de esta herramienta.

Si tu libro forma parte de la categoría «Romance» probablemente venda mucho menos que si forma parte de la categoría «Romance-victoriana» y tiene agregadas palabras clave que reducen el nicho. De la misma manera que cuando elegimos el público objetivo de nuestro blog, cuanto más filiemos el grupo de nuestros compradores mejor.

No olvides que tendrás que evaluar y cambiar tus categorías de forma periódica a medida que se venden nuevos libros en ellas. Cambia tu libro de categoría cada 90 días (porque es el rango en el que Amazon tiene en cuenta las novedades) y promociónalo para obtener unas cuantas ventas y opiniones en ese periodo e intentar volver a subir en el algoritmo.

¿Y las palabras clave?

Como Amazon es un buscador, las palabras clave también son importantes, pero no tanto como en Google. Es importante que determines qué palabra clave buscaría tu lector objetivo para encontrar tu novela. Te pueden ayudar a determinar cuáles serían tus palabras clave las siguientes herramientas:

¿Afectan las reseñas?

Las opiniones de compras verificadas tienen datos que pueden hacer que se muestre un libro a una persona con datos similares. Así que si resulta que tu libro juvenil lo compra tu madre, tu abuela y tu tía y son ellas las tres primeras opiniones que quedan en Amazon, el algoritmo puede llegar a deducir que tu público objetivo es una mujer de más de cincuenta. Así que más que sudar las palabras clave, suda las opiniones que te dejan los usuarios.

Las opiniones marcadas como compra no verificada también son valiosas, pero Amazon no sabe si le regalaste el libro porque no tiene constancia de la compra. Y su política de reseñas prohíbe por completo las reseñas pagadas (aunque sea con especias). Si Amazon considera que la revisión de tu libro ha sido incentivada de alguna manera (como por ejemplo, que le hayas regalado el libro a la persona que lo reseña), puede borrarte la reseña.

¿Importan otras cosas?

  • La portada: vale, la portada no cuenta en el algoritmo como tal, pero cuanto más llame la atención aumentará la tasa de clics.
  • La página de autor: tampoco cuenta en el algoritmo pero te permite vincular todos tus libros y favorecer las ventas. En este artículo te cuento cómo hacer de forma correcta tu página de Autor en Amazon
  • El interior: afortunadamente, los algoritmos no influyen en la buena literatura. Cuanto mejor escrito y más enganchante sea tu libro, mejores reseñas obtendrá. Eso sí, para llegar a los lectores necesitas un poco de esfuerzo en marketing y aprender a manejar todo esto. Tal vez es la píldora más complicada de tragar, pero es que Mary Poppins no existe.

 

 

 

 

Pin It on Pinterest