No sé si sabes que hoy es el Harry Potter Book Night. 

Y una escritora de fantasía juvenil no puede obviar esta fecha.

Simplemente.

Así que se me ha ocurrido que la guía prometida (la guía de Twitter para escritores) para el primer jueves del mes, la voy a escribir como homenaje de estos libros que tanto me gustan.

Con ustedes, señoras y señores escritores:

Cómo elaborar tu estrategia de escritor en Twitter

(con Harry Potter). 

 

Twitter y el huevo filosofal. 

Al principio, en Twitter eres un huevo. Además, eres un huevo filosofal porque te pones a hablar solo de tu vida y milagros. Son frecuentes los perfiles novatos en los que no hay bio ni hay foto, sino solo un huevo que dice: “Bueno, pues ya estoy aquí” o “Probando, probando, un, dos, tres”.

No, no, no. Tu primer paso en Twitter tiene que ser rellenar tu perfil por completo. Poner una bio que mole con tus palabras clave y dirigida al lector objetivo que quieres atraer. 

Me explico con un ejemplo: eres escritor de novela romántica. Pues tu perfil debe ponerlo. La palabra “novela romántica” (sin hashtags, que no sirven para nada en una bio) debe estar presente.

 

Cómo optimizar tu perfil en twitter.

 

  • Elige un nombre neutro. A ser posible tu nombre de escritor. SIN GUIONES.
  • Rellena la portada con algo que tenga que ver con tus libros.
  • Tu foto de perfil debe ser de cerca y sonriente.
  • Pon la URL de tu blog.
  • Y dónde estás viviendo. Lo de Narnia no sirve.

Twitter y la cámara secreta.

El mayor handicap de Twitter es que es un “monstruo fagocitador de contenidos”. Mientras en otras redes sociales, como Facebook, por ejemplo, te basta y te sobra con una publicación diaria, Twitter necesita una media de 6-8 tweets al día para ser rentable. Crear contenido para 6-8 tweets es complicado y lleva mucho tiempo, por eso debes tener una cámara secreta.

Para evitar que te devore el monstruo del contenido.

Un lector de feeds en el que ir metiendo todos los blogs de tu temática: Feedly o Bloglovin’, por ejemplo.

Un programador de Tweets en el que puedas ir poniendo en cola todo lo que veas que pueda interesar a tu audiencia: Buffer u Hootsuite.

Alguien que te pesque todo lo que sale publicado de tu temática y lo lleve a tu mail: Google Alert.

Usa las listas de Twitter: una lista de Twitter es un grupo de cuentas con una temática o un interés común. Puedes hacer hasta 20 listas (entre públicas y privadas) o suscribirte a otras (como esta que tengo yo de blogs para escritores).

Twitter y el prisionero de acabar.

 

Si hay algo que acaba con tu posibilidad de explotar las redes sociales para vender más libros es el que dejes escapar demasiado de tu parte personal. Mantén prisioneras todas aquellas opiniones que puedan llevar a fanatismos: política, fútbol y religión. Dentro de tus lectores habrá gente de izquierda, de derecha y de centro. Habrá madridistas y culés. Habrá ateos y religiosos.

¿Por qué tienes que pelearte con alguno de ellos?

Las peleas en la intimidad. Si eres escritor profesional, has venido a las redes a formar comunidad, no a pelearte. Así que sé como Suiza, neutral. No dejes que tus dementores vuelen sueltos.

Twitter y el cáliz de fuego.

En la base, Twitter es una red sencilla. Si compartes contenido de mucho valor dentro de tu temática y orientado a tu público objetivo, la red crecerá. Pero esto es como el Torneo de los Tres Magos. La sencillez es algo relativo. Para alzarte con la copa de la victoria y que Twitter te traiga suscriptores a tu blog, debes cumplir con todas estas condiciones:

Sé valioso.

 

Sé que soy muy pesada con esto del contenido de valor. ¿Qué quiere decir exactamente “contenido de valor”? Pues el contenido de valor puede adoptar 4 formas:

  • Información (¿Qué ha pasado?):  Puedes aprovechar un evento de tu temática para “radiarlo” vía Twitter a tus seguidores.
  • Análisis (¿Qué significa?): Puedes compartir posts o vídeos de tu temática enseñando conceptos de la misma, aunque no sean tuyos.
  • Ayuda (¿Cómo puedo hacerlo?) ¿Por qué crees que los tutoriales son de lo más compartido? Comparte guías y tutoriales dentro de tu temática.
  • Entretenimiento: Haz reír o emociona y te meterás a la gente en el bolsillo. Siempre sin salirte de tu temática, no lo olvides. Y sin dejar salir al dementor.

La optimización en redes sociales se basa en algo muy simple: compartir buen contenido.

Sé organizado.

 

Distribuye tus tweets a lo largo de todo el día, de manera que estés presente en todas las franjas horarias. El día que publiques posts cuélgalo al menos tres veces a lo largo del día en diferente horarios.

Sé astuto.

 

Las publicaciones con foto tienen mucho más impacto. Procura que todas lleven una imagen que te ayude a destacar en la marea de tweets.

De la misma forma, usa copywriting cuando compartes tus propios contenidos, de forma que lo que digan sea atractivo al lector. Las palabras “guía completa” por ejemplo son un fuerte imán para mí, porque sé que lo que sigue va a ser útil.

Sé agradecido.

 

Cuando uses los enlaces de otros blogs, pon siempre el nick de quién es el autor (y a través de quién te llegó a ti). Por medio de esos enlaces, consigues:

  • Que los lectores accedan a más información de esa fuente.
  • Enviar tráfico a la fuente original que te parece interesante.
  • Aumentar tu popularidad en blogs y sitios webs de tu temática.

Sé activo.

 

Aunque es imposible alimentar al monstruo del contenido de Twitter sin herramientas de programación, estas no te sustituyen. Tienes que entrar al menos una vez al día en Twitter y responder comentarios, agradecer RT y compartidos y contestar mensajes.

Que tu cuenta de Twitter no sea un robot, porque entonces nadie se interesará por ti ni por tus libros.

Twitter y la Orden del blogging.

Cuando yo empecé en esto, hace ya la friolera de nueve años, los blogs y las redes sociales eran cosas independientes. Los blogs tenían un formato mucho más extenso y las redes eran algo espontáneo que no tenía nada que ver con el marketing. Hubo incluso quien dijo —cuando Facebook vio la luz— que los blogs habían muerto. Evidentemente, se equivocaban. Los blogs siguen vivitos y coleando y se complementan de forma perfecta con las redes sociales.

El truco consiste en tener una estrategia de blogs y redes conjunta. Las redes están para llevar gente a tu blog. Tu blog debe estar preparado para que la gente se suscriba.

 

Cómo integrar blog y redes.

 

  • Integra debajo de los posts botones para compartir.
  • Debajo de tus mails, pon los iconos de tus redes sociales.
  • Si envías una newsletter a tus seguidores, debes tener en la parte inferior los iconos de tus redes sociales.
  • Puedes usar Click to tweet, que permite incrustar un enlace en las publicaciones de tu blog para compartirlo en Twitter.
  • Haz guest-posting: escribe en blogs de tu temática con más entradas que tú (e incluye al final tu cuenta de twitter y tu blog).

 

Twitter y el misterio de cómo conseguir más seguidores. 

 

Dice Guy Kawasaki que en Twitter hay dos tipos de personas: las que quieren conseguir seguidores y las que mienten. El quid de la cuestión es para qué quieres conseguir seguidores. No tienen sentido tácticas como el follow back, porque muchas veces la gente que te sigue no son tu lector ideal, tu público objetivo.

Así que:

¿Cómo conseguir seguidores —verdaderos fans— en Twitter?

 

Publicando contenido de valor de tu temática. Punto. Todo lo demás es secundario. No hay trucos mágicos.

Twitter y las causas de la muerte: ¿por qué no funciona tu cuenta?

 

Son nuestras elecciones las que muestran lo que somos, mucho más que nuestras habilidades. Si eres mezquino, lo serás en redes. Pero hay varias cosas que NUNCA debes hacer en Twitter. Porque llevarán irremediablemente a la muerte a tu marca personal de escritor.

  • Escribir con faltas de ortografía. Impensable para un escritor: revisa los tweets antes de enviarlo. Una falta de ortografía es un pecado mortal para tu marca personal.

 

  • Etiquetar a todo Cristo: solo debes etiquetar a una persona cuando mencionas en el artículo o vídeo compartido a esa persona. Si no es así, no la etiquetes para obtener más “me gusta” o RT. Esa persona te verá como un spammer y te bloqueará. No te olvides de consultar “La etiqueta de las etiquetas”.

 

  • Enviar mensajes directos agradeciendo el follow y pidiendo más follows: los mensajes directos automatizados son una de las cosas más delicadas de Twitter. En general, te recomiendo que, a menos que aportes mucho valor con ellos, no los utilices. Es como si fueras a comprar una barra de pan y el de la tienda te dijera: “Vale, gracias por comprar la barra de pan, ahora puede llevarse también estas dos más”. Absurdo, ¿verdad? Esa persona que te sigue tiene que tener tiempo para valorar si tu cuenta le interesa.

 

  • No tener el perfil bien relleno: con tu blog (¡Por Dios! No te olvides de poner el enlace a tu blog en tu perfil de Twitter), con tu lugar de residencia (No Narnia, ni El País de las Maravillas), con tus palabras clave.

 

  • Poner miles de hashtags en el perfil: no sirve para nada. El buscador de Twitter te encontrará igualmente por tus palabras clave sin necesidad de que llenes tu bio de #

 

  • Pedir constantemente RT: puedes hacerlo en ocasiones contadas, pero no estés constantemente pidiendo RT y, desde luego, no etiquetes a personas con muchos seguidores para pedirles RT.

 

  • No agradecer nunca: aunque sea poniendo un “Me gusta” intenta agradecer todos los compartidos.

 

  • Avergonzar públicamente a quien comete un error: el respeto es lo fundamental. A veces, me ha pasado que veo escritores cometiendo tremendos errores en redes sociales. Siempre intento comentárselos en privado, pero si no es posible, da la facilidad de que sea lo más privado posible (con un mail por ejemplo).

 

  • Dar la bienvenida a tu TL a todos los seguidores: llenarás el TL de mensajes de bienvenida que lo convertirán en un coñazo tremendo para los que te siguen. Resultado: muchos unfollows.

 

Twitter 7

¿Y a ti? ¿Te funciona Twitter en tu estrategia como escritor? 

 

PD: Si quieres profundizar en la red social, la plataforma de Marketing online para escritores tiene ya disponible el curso de Twitter para escritores. 

Pin It on Pinterest