portada-sin-photoshop

Uno de los problemas que encuentra un autor independiente sin un duro en el bolsillo es precisamente afrontar los costes de corrección, maquetación e ilustración de su libro. Ya sabes que siempre digo que el gasto de corrección es inexcusable. Como escritor, no eres objetivo para corregir tu propio texto.

Pero, a pesar de que seguro que un profesional lo va a hacer mejor que tú, la maquetación y la portada puedes apañarlas hasta que puedas delegarlas en otra persona que sepa más que tú.

Pablo Ferradas es un escritor de Fantasía juvenil que ha sacado hace muy poquito su primera novela La caja de Bernit al mercado y ya está cosechando los frutos de un trabajo concienzudo.

¿Verdad que tiene muy buena pinta?

Pues tiene tan buena pinta que el día 19 de Noviembre estaré presentándola con él en la Librería LiberEspacio, a las 12:00 de la mañana.

Si te apetece tomarte una jarrita de grog (o una caña, tampoco hay que ponernos exquisitos) con nosotros y descubrir esta joyita de la fantasía juvenil, te esperamos.

la caja de bernit

Pero ya llevo yo unos añitos en esto del blogging y sabía que Pablo había luchado contra el Gimp en vez de contra el Photoshop (como un caballero de capa y espada) y había salido victorioso del encuentro, así que le pedí que hiciera un tutorial para que cualquier escritor pudiera —si lo deseaba— maquetar su portada para el libro en papel con este programa gratuito.

Así que, señores y señoras, con ustedes…

Pablo Ferradas y cómo hacer la portada de tu novela con Gimp.


Saludos, habitante de este blog. ¿Qué hace un gnomo como yo en un lugar respetable como este?, te preguntarás.

Empezaré por el principio: como bien sabes, los gnomos autopublicados tenemos tendencia a ser ahorradores ―mejor que tacaños―. Si a esto sumamos cierta pasión por aprender cosas nuevas y meter las manos en todos los fregados posibles ―perdiendo en ocasiones algún dedo que otro entre los engranajes de nuestros ingenios―, mi naturaleza me impulsó a currarme no solo la maquetación de mi novela, sino además la cubierta.

Cuando terminé el trabajo, corrí a enseñárselo a cierta experta que sabía que iba a darme su opinión sin paños calientes: la propietaria de este blog, que me invitó a escribir un artículo sobre cómo lo había hecho, y yo ahora me siento como si la profe me hubiera subido a la pizarra. Espero no decepcionarla.

Ahora que ya te he contado cómo he llegado hasta aquí, podemos empezar a hablar sobre cómo realizar la cubierta de tu novela con el programa gratuito GIMP. Si en algún momento del artículo necesitas un reconstituyente, he traído grog ;).

Para empezar a trabajar necesitarás cinco cosas:

1― Una plantilla de Createspace adecuada a la novela que has escrito.

2― El programa gratuito GIMP, que te puedes descargar desde su sitio oficial (LINK: http://www.gimp.org.es/descargar-gimp.html).

3― Esa ilustración en la que has puesto toda tu fe para que atraiga lectores como la miel a los apidracos.

4― La sinopsis que tanto te ha costado redactar.

5― Ganas de disfrutar de otra faceta de tu trabajo. Porque, no nos engañemos, a los escritores lo que nos gusta es escribir.

Así que, si te vas a meter en todo este rollo de la maquetación, has de saber que supone muchas horas extra delante del ordenador a costa del dolor de pupilas, muñecas, cuello y culo… Y no siempre por este orden.

Antes de comenzar, recuerda no confundir lo que es una cubierta, o contracubierta, con una portada, o contraportada. Porque, como explica otra maestra llamada Mariana Eguaras, la cubierta de un libro no es su portada 

Paso 1: descargar plantilla.


Dicho esto, vamos a descargar la plantilla de diseño de cubiertas que Createspace pone a nuestra disposición. En la web del enlace te aparecerá una pantalla que te ofrecerá diferentes opciones, según sea la presentación del libro que hayas escrito. En mi caso he escogido un interior en blanco y negro, un tamaño de 6X9 ―un «clásico básico» de tamaño―, 300 páginas ―tampoco es cuestión de enrollarse a base de matar protagonistas, como hacen otros escritores barbudos― y papel de color blanco.

hacer-portada-1

El número de páginas es muy importante, ya que ese dato es el que va a dar la medida de el lomo del libro. Cuando hagas click en «Buid template», te saldrá la opción de descargarte un archivo comprimido con la plantilla en dos formatos diferentes. Para trabajar con el GIMP necesitaremos la plantilla en formato PNG.

hacer portada 2

Paso 2: Preparar la plantilla para trabajar con ella.


Abre el archivo de la plantilla, con extensión PNG, con el GIMP. La plantilla te aparecerá con fondo blanco. Incluso puede que el tamaño de la capa no se haya ajustado bien al tamaño de la plantilla del libro.

Por si las moscas, me pongo en el peor de los casos y así serás capaz de solucionar cualquier problema.

hacer-portada-3

Como ves, en esta imagen se muestra el peor de los escenarios: capa no ajustada a la plantilla y fondo blanco… Solo le falta un demogorgon recibiéndonos con las garras abiertas.

También observarás que la plantilla está llena de datos sobre sus características, y de advertencias para que no metamos la pata.

En el recuadrito de abajo, en cubierta: recuerda ocultar todas las líneas guía de esta plantilla para que no aparezcan en tu trabajo final, porque como te descuides también aparecerán impresas.

En contracubierta: procura que todo lo que consideres importante de la ilustración quede dentro de los márgenes rojos; la ilustración debe llegar hasta las líneas rojas y ocuparlas completamente, o podrá ser rechazada; no seas gañán y me pongas algo importante en el recuadro amarillo, que ahí va el código de barras.

NOTA DE GNOMO: Las traducciones no son literales, es lo que tiene ir por la vida con un inglés 3ºBUP level (en COU incluso desaprendí).

Al grano, que te enrollas, Pablito. Para quitar el fondo blanco cliquea en «Capa»―Transparencia―Color a alfa. Deja como están los valores predeterminados y dale al «Aceptar».

Para que no te pierdas nada, te pondré pantallazos de lo que vas a ver.

hacer-portada
hacer-portada-5
hacer-portada-6

Ahora que nuestra plantilla es transparente, podremos verla en todo momento superpuesta a nuestra ilustración de cubierta/lomo/contracubierta, de manera que será mucho más cómodo trabajar con ella.

«Lo más importante es trabajar cómodo», esas fueron las últimas palabras de un tío mío que desapareció el día que quiso recoger manzanas sentado en su recién inventada butaca autopropulsada. Un brindis de grog por él y ahora a ajustar el tamaño de la capa de GIMP al de la plantilla de CreateSpace.

Para ello vete a «Capa»―Autorecortar capa.

hacer-portada-7

Si te das cuenta, ahora hay una rayita discontinua correteando alrededor de la plantilla de CreateSpace, resaltando que ahora la capa se ciñe a la imagen. La capa se ha ceñido, pero el lienzo no.

Para solucionarlo has de ir a «Imagen»―Ajustar lienzo a las capas, y el resultado será parecido al que te muestro en la siguiente captura de pantalla.

hacer-portada-8

Paso 3: Insertando la ilustración, primeras consideraciones.

Como consideración previa: es importante asegurarse de que la imagen tiene la resolución adecuada. Recuerda que CreateSpace requiere que las imágenes tengan 300ppi, así que revisa que tu imagen tenga los points per inch adecuados antes de empezar.

Para ello, pincha en «Imagen»―Tamaño de impresión. Si necesitas cambiarlo, puedes hacerlo en «Imagen»―Escalar imagen, y luego ajustarlo.

En exclusiva para ti, voy a reproducir paso a paso lo que hice con mi propia cubierta. Tengo tantas ganas de que la veas, que apenas me duele volver a repetir el trabajo que hice en su día. Y digo «duele» porque cometí todos los errores posibles y di todos los rodeos imaginables para lograr algo que ahora me parece mucho más sencillo. Errores y rodeos que espero que te ahorres con este tutorial.

Vas a añadir tu flamante ilustración al proyecto de GIMP. Como gnomo garrulo que soy, lo que hice fue abrir la ilustración con el GIMP y copiarla/pegarla (utilizando Ctrl+C y Ctrl+V) en el proyecto donde estaba diseñando la cubierta… Y este fue el resultado.

hacer-portada-9

Con todos ustedes, el origen de la cubierta/lomo/contracubierta de «La caja de Bernit», mi novela juvenil de fantasía ;).

Después de la cuña publicitaria volvamos al lío.

No te asustes, aunque se vea pequeñita, aún cumple con los 300ppp que pide CreateSpace.

El siguiente paso es transformar la imagen en capa. Para ello has de ir al menú de capas (a la zona superior derecha) y cliquear con el botón derecho sobre «Selección flotante»―A una capa nueva. Te aconsejo que la renombres, porque no va a ser la única capa con la que vas a trabajar. De hecho, es vital que estés atento a tener siempre seleccionada la capa sobre la que estás trabajando. La mayoría de las veces que algo no te salga bien, será porque no tienes seleccionada la capa adecuada.

Siguiendo con el tema de trabajar con capas, para trabajar más cómodo, coloca la capa de la plantilla en lo más alto de la lista de capas, para poder utilizarla de referencia sin que nada te la tape. Cuando te estorbe, solo tendrás que deseleccionar el «ojo» y dejará de estar visible. Pues hala, a jugar.

Paso 4: A por la cubierta. Adaptando la imagen y subsanando imperfecciones.


Amplía la imagen sin olvidar que el resultado final debe cumplir con los requisitos de CreateSpace que comentamos anteriormente: la imagen ha de cubrir completamente las líneas rojas, lo importante que quede entre ellas y no pongas nada encima de los recuadros. La imagen se amplía con la herramienta «Escalar».

Si cliqueas dos veces el icono te saldrán todas las opciones por si te apetece configurarlas a tu gusto ―Aunque los valores por defecto funcionan perfectamente―. También puedes acceder a «Escalar» con la combinación de teclas Mayúsculas+T.

No sufras si la ilustración no se ajusta perfectamente a la primera. Yo pasé por todo tipo de aventuras: la ilustración no se ajustaba al tamaño de la cubierta, pero además, mi querida artista trabaja en formato físico, lo que añade un montón de irregularidades propias del material sobre el que se ilustra, que deben desaparecer… Juntos podremos con esto y mucho más.

Porque, para solucionar casi todos nuestros problemas, los dioses inventaron las herramientas «Rectángulo» y «Escalar» (mucho mejor que trabajar pixel a pixel, os lo digo por experiencia).

Después de la experiencia, quizás no sea mala idea dar indicaciones a los artistas sobre el tamaño del lienzo, para facilitar nuestro trabajo de maquetación posterior. Por suerte, mi genial ilustradora había añadido mucha zona de bruma alrededor de la imagen principal… y yo iba a aprovecharla. De esa ilustración había que sacar cubierta, lomo y contracubierta.

La forma más sencilla de tapar defectos o rellenar huecos consiste en seleccionar un rectángulo de la ilustración y copiarlo/pegarlo donde proceda para tapar/rellenar lo que quieras. Sin embargo, en ilustraciones con alto nivel de detalle o con degradados, como la mía, se nota demasiado el parche cuadrado porque rompe con la uniformidad de colores la ilustración ―Si hay algún ilustrador en la sala, por favor no me mate por explicarme en términos tan poco técnicos―. Este problema se soluciona en gran medida gracias al uso de la herramienta «Escalar», que ya conocemos.

Para entenderlo mejor, permíteme que te muestre lo hice con mi propia cubierta.

hacer-portada-11

Como ves, en la esquina superior izquierda de la ilustración tenía la marca de agua del papel y una esquina plegada.

Fíjate que he quitado el «ojo» en el panel de capas de la derecha para que no estorbe ―trabajar cómodos, ¿recuerdas?―. Con la herramienta de «Selección de rectángulos» cogemos una porción generosa y muy cercana a lo que quiero parchear. Cercana para que la gama de colores no difiera, y generosa para que cuando la escalemos no se note tanto el estiramiento de los pixeles. Después copiamos/pegamos (Ctrl+C y Ctr+V) y nos aparecerá en el panel de capas algo como lo que vimos al pegar la ilustración (una carpetita con el texto «Selección flotante (capa pegada)».

Al igual que hicimos con la ilustración, hacemos click derecho sobre esa carpetita y escogemos la opción «A una capa nueva».

Y al igual que hicimos con la ilustración principal, ahora escalaremos este cuadradito de niebla hacia la izquierda ―recuerda seleccionar la capa sobre la que estás trabajando―, hasta tapar lo que queremos ocultar.

hacer-portada-12

Es un trabajo laborioso porque no siempre queda perfecto a la primera y en ocasiones hay que hacer muchos, muchos cuadraditos. De hecho, como dije al principio del tutorial, estoy reproduciendo lo que hice con mi cubierta, pero las imágenes no son las del proyecto original. Esas están llenas de capas ―muchas de ellas inútiles― que solo complicarían las explicaciones. Muchos de los arreglos serán menos perceptibles a tamaño real, y si puedes aprovechar los pliegues de la cubierta/lomo/contracubierta para tapar defectos, mejor que mejor. Como estoy satisfecho con el resultado, voy a dejar los «ojos» que me interesan y voy a «Crear una capa nueva a partir de lo visible» para continuar deformando la imagen y tapando huecos.

hacer-portada-13

Una vez tenemos una capa con la ilustración sin defectos, podemos utilizar las técnicas que ya conocemos para tapar huecos, crear el lomo y la contracubierta. Según avance tu trabajo, es posible que vuelvas a utilizar esto de crear una «capa a partir de lo visible» para ahorrar trabajo.

hacer-portada-14

Ejemplo de lifting para cubrir la parte superior de la plantilla.

hacer-portada-15

Aquí ya vemos el trabajo de cubierta finalizado. Quiero utilizar esta imagen porque creo que resume bastante bien el trabajo de capas. Fíjate en el recuadrito de capas. Empezaré de abajo a arriba:

  • La primera es la «ilustración original»;
  • «capa pegada» es el parche que tapó la marca de agua;
  • «Ilustración 2» es una capa a partir de lo visible con el parche puesto;
  • «Borde Inferior1» y Borde inferior2» son los dos rectángulos que he utilizado para rellenar la parte inferior de la cubierta, porque me parecía que quedaba mejor que con uno solo;
  • «Borde superior», lo mismo por arriba;
  • «CUBIERTA» es otra capa a partir de lo visible que he hecho cuando he creído que estaba todo aceptable;
  • «BookCover…» es la plantilla de CreateSpace, sin «ojo» para que no estorbe.

Paso 5: A embuchar el lomo (no he podido evitarlo).

Ahora haré otro rectángulo vertical en la zona izquierda para escalarlo y que me sirva de lomo. El resultado es este:

hacer-portada-16

Este es el momento: cuando ver la cubierta y el lomo. Este es el momento en el que el Hype por tu propia novela se te dispara por las nubes. Pero aún falta la contracubierta.

Paso 6: A por la contracubierta.


Yo quería que fuera como la cubierta, así que dupliqué la capa que antes nombré como «CUBIERTA» (¿ves lo importante que es ir haciendo «Capas a partir de lo visible»?) y la copié en la contracubierta.

hacer-portdad-17

Surgieron dos problemas: que al unir la parte derecha de la ilustración con la izquierda cantaba mucho la diferencia cromática y que había que hacer desaparecer a los personajes y que pareciera un accidente. Lo primero fue sencillo de resolver. Solo tuve que invertir la imagen de la contracubierta para unir las «dos partes izquierdas».

hacer-portada-18

Por cierto, te recomiendo encarecidamente que amplíes la imagen de vez en cuando para asegurarte de que todas las capas están bien ensambladas y que no queda ni un pixel de vacío entre ellas. Porque ese vacío se convertirá en una fina línea de transparencia que cruzará tu ilustración arruinando el resultado final. Para hacer desaparecer a mis personajes y, de paso, dejar libre un lugar perfecto para la sinopsis, utilicé la herramienta «Marcado a fuego». Con un tamaño de pincel adecuado ―recuerda que si haces dos clicks al seleccionar la herramienta se abren opciones avanzadas de configuración― el resultado fue inmejorable.

hacer-portada-19

Y a partir de este punto, el resto está chupado.

Paso 7: El texto. Porque algo habrá que poner.

Después de todo lo que has hecho, empezando por escribir una novela, utilizar la herramienta de «Texto» ―Como su propio nombre indica, crea capas de texto― y «Volteo» ―para ajustar el texto del lomo― es pan comido.

hacer-portada-20
hacer-portada-21

Y así fue cómo nació la cubierta de mi novela «La caja de Bernit». Afortunadamente se parece a su madre.

Espero que mi trabajo sirva para que otros autores independientes y humildes ―mejor que avaros ;)―, amigos del método «Juan Palomo», puedan ser capaces de sacar adelante sus obras tal y como las soñaron.

Tal vez te ayude este vídeo con el resumen del proceso. 

Si yo he sido capaz de lograrlo, tú también puedes.

 

hacer-portada-final
Pablo Ferradas

Escritor y Autor del blog %22Con gen de gnomo%22. La ilustración de la portada es de Vanesa Portocarrero.

Pin It on Pinterest