Presentación de un libro

Llegaste a un mundo fantástico, lleno de seres extraños. El Amo del Calabozo os dio poderes a todos… pero a ti no. A ti te dejó con una novela y una cara de pasmado que la flipas, porque no sabes qué hacer con ella, ni cómo promocionarla. Y se te ocurre: «Oye, pues voy a hacer una presentación de mi libro».

YASSSSSSSS

¿Cómo se organiza la presentación de un libro?

Gran pregunta.

En primer lugar, con mucho tiempo

Sobre todo, si vives en una gran ciudad y quieres presentar tu libro en una librería en noviembre.

Te puede pasar que termines presentando en los bajos de una librería mientras se juega detrás una partida de rol.

True story.

Presentación de «La Sociedad de la Libélula«, noviembre de 2018.

Así que si tu libro sale en fechas clave: abril, o después del 15 de septiembre hasta navidades, reserva fecha con meses de antelación en la librería.

Intenta que no coincida tampoco con eventos clave en plan la final de la Champion o de Operación Triunfo… sí, es así de triste. En esas fechas, hay sitio hasta en Urgencias de los hospitales.

En resumen, que vas a necesitar ser un arquero para dar con la fecha diana.

¿Qué día elegir?

Pues voy a contestarte a la gallega, depende.

Si es en una gran ciudad, te diría que no elijas días entre semana porque la gente sale fuera de la ciudad. Sobre todo, desde que empieza a hacer buen tiempo.

Pero si es en un sitio pequeño, precisamente la gente sale a cosas como esta.

En el primer caso, jueves.

En el segundo, viernes.

¿Hora?

Mejor que sea cuando la jornada laboral y los colegios ya han terminado. Entre las siete y las ocho de la tarde.

¿Cómo conseguir que la gente vaya a la presentación de tu libro? Magia.

Para empezar, en esto es como en todo: cuanta más audiencia tengas, más fácil será que la gente venga. Porque la gente es vaga para todo. Nosotros, los primeros. Y si hace frío en la calle, mucho te tiene que gustar el autor para salir con la que está cayendo y lo calentito que se está con la mantita.

Todo por una firma y un minuto de charla con esa persona.

Y además sale más barato comprarlo en ebook. Y eso lo puedo hacer desde casa.

¿Te das cuenta de la cantidad de obstáculos que se te van acumulando para que la gente vaya a tu presentación?

Así que necesitas no uno sino dos magos para conseguir moverlos.

¿Cómo hacer la magia?

Elegir un buen presentador

Elige bien a la persona que te presente. Tiene que ser alguien que sea ameno hablando, que se haya leído la novela y, si además, como en el caso de la presentación de arriba, trae una cabra mejor que mejor.

Y si vas a hacerlo tú sola (a veces, te puede pasar que vivas en una localidad pequeña y no tengas quién pueda presentarte), márcate un monólogo divertido.

Promocionarlo

Como hablamos en el curso de recorrido de novela de la plataforma, todo objetivo debe tener su cronograma.

No puedes ponerte a promocionar tu presentación el día antes.

Lo ideal es que la presentación sea alrededor de una semana después de que la novela haya salido a la venta.

Eso te permite crear expectación sobre la novela en redes: ir desvelando la trama, quiénes son los personajes, subir el booktrailer, subir la portada…

De manera que cuando empiezas a hablar de presentación, la gente —tu audiencia (porque sí, es imprescindible tener audiencia)— sabrá ya de qué va el tema.

Te voy a detallar una serie de pasos que puedes llevar a cabo:

  • Crea un evento en facebook e invita a ese evento a todos los amigos y familiares que crees que pudieran estar interesados.
  • Contacta por whattsapp con los más íntimos.
  • En tu red principal —aquella en la que se mueve tu público objetivo— haz una cuenta atrás contando cómo te sientes ante la perspectiva. Y diciendo fecha, lugar, etc.
  • Envía una nota de prensa a los periódicos locales (si no sabes cómo hacer una nota de prensa en el curso de lectura editorial de la plataforma te detallamos cómo).
  • Reserva unos pocos ejemplares para los booktubers/blogueros/instagrammers de tu localidad (que sean lectores de tu temática) e invítalos a acudir a tu presentación y regálales el libro. Con suerte, puede que te salgan reseñas sin machacar al personal.

¿Cómo estructurar la presentación de un libro?

Para estructurar la presentación del libro, necesitaremos al acróbata. Porque es necesario guardar un equilibro entre intrigar y no contar demasiado (y por supuesto, como dicen los amigos de Travesura Realizada, «los spoilers están penados con la muerte»).

Hay varias formas de estructurar la presentación de un libro. Como te dije antes, si lo haces solo, puedes hacer un monólogo acompañado o no de una presentación.

Te puede servir de ejemplo esta presentación de Pablo Ferradas de su novela «La caja de Bernit». Es verdad que lo presenté yo, pero fue una introducción testimonial.

Cuando te presenta alguien, lo mejor es hacer un preguntas y respuestas. El formato entrevista —aparte de ser mucho más ameno para el público— te permite a ti relajarte al hablar de tu novela.

Es lo que hice yo en el vídeo de arriba, donde Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina —que fueron mis maravillosos coachs de novela— me presentaron «La Sociedad de la Libélula», pero también puedes intercalar monólogos.

Que la persona que te presente hable de lo que le pareció la novela y tú, luego, hablas de cómo ha sido escribirla. Desde mi punto de vista, es más aburrido para la audiencia y les permite participar menos.

Aunque yo también lo he hecho. Este es un ejemplo (la mitad al menos) de la presentación de «Planes de boda» para la que conté con la presencia inestimable de Rebeca Rus.

Sorprende a tu público

Cuando uno va a la presentación de un libro, no espera que el autor le regale nada.

Así que sé un caballero (o una señora, que el amo del calabozo no contó con nosotras) y sorprende a tu público.

Yo siempre intento hacerlo. Al menos, cuando las presentaciones son en mi ciudad porque me es más sencillo organizarlo.

En la de «Planes de boda», como era una comedia romántica, regalé piruletas en forma de corazón a los asistentes.

Puedes buscar algo en la historia que encaje con la presentación. Por ejemplo, si es una novela que transcurre en un viñedo, ¿por qué no organizar una cata de vino después?

En fin… que el límite es tu imaginación.

No seas bárbaro: errores que no debes cometer

Aburrir: las charlas nunca más de quince minutos. Si aburres, tu público no querrá leer el libro ni en pintura y no venderás.

No pactar previamente los términos con la librería: si eres autopublicado, tienes que hablar previamente el porcentaje que se queda la librería de los libros vendidos. Suele estar en un 30-35%. Según este porcentaje, puedes calcular el presupuesto que tienes para regalitos en el evento.

Organizar tropecientas presentaciones sin tener audiencia: desplazarte a otras ciudades que no son la tuya puede no serte rentable. De hecho, no lo es. En una presentación de un autor con una audiencia normal, se venden de 50-100 libros en su propia ciudad. En una ciudad que no es la suya, si llega a 20 libros vendidos en la presentación ya puede darse con un canto en el pecho. Si descuentas lo que salen los libros + el % que se queda la librería, no compensa los gastos de desplazamiento y alojamiento + dietas.

Y ahora… es que no me puedo resistir a que os moráis de nostalgia los que sois tan viejunos como yo.

Pin It on Pinterest