No sé si a ti también te ocurre, pero yo —cuando termino de leer un tochazo— necesito una lectura ligera. Como si fuera el sorbete ese que te sirven entre plato y plato para quitar el sabor y dejar la boca fresca para el siguiente manjar. Los libros de Agatha Christie cumplen la función de delicioso sorbete de maravilla. Uno de sus libros más famosos, sobre todo por su sorprendente final, es Diez negritos.

Cuando un escritor empieza un blog, al principio lo ve todo muy negro. Son demasiadas las cosas que hay que tener en cuenta. Pero, como los invitados a pasar esos aterradores días en la Isla del Negro de Diez negritos, aún no sabemos los peligros reales a los que nos enfrentamos. Porque esos peligros no están en no saber de qué escribir, ni cuál es nuestro público objetivo, ni siquiera en no dominar el email marketing. Pero voy a dejar que Agatha Christie y los principales blogs de marketing online para escritores te lo cuenten:

negritos-blog-escritor

Diez negritos se fueron a cenar, uno se asfixió y quedaron nueve:

Cómo enfocar un blog cuando te apasionan mil temas distintos.

Uno de los peligros más evidentes del blogging como escritor es no centrarte en tu género concreto. Porque te interesan mil cosas, pero que a ti te interesen no quiere decir que también le interesen a tu lector objetivo y tu blog muere asfixiado por la variedad de temas sin llegar a despegar jamás. Lo cuenta magistralmente Gabriella Campbell en “Cómo enfocar un blog cuando te apasionan mil temas distintos” donde te dice cómo sobrevivir sin asfixiarte.

Gabriella Literaria

Negrito al cargo: Gabriella Campbell

negritos-blog-escritor

Nueve negritos estuvieron despiertos hasta muy tarde. Uno se quedó dormido y quedaron ocho: 

Dormirte en los laureles.

Nadie va a venir a despertarte de los laureles si te quedas dormido esperando que otro te haga el trabajo. El escritor actual tiene que tener tres facetas: su faceta de escritor (lógicamente, sin materia prima no hay nada), su faceta como editor y su faceta como empresario. Lo explica Miguel Ángel Alonso Pulido en este artículo genial sobre “El escritor competente”

Confesiones de un escritor

Negrito al cargo: Miguel Ángel Alonso Pulido

negritos-blog-escritor

Ocho negritos viajaron por Devon: uno dijo que se quedaría allí y quedaron siete. 

No analizar por qué fallas. 

No sale como creíamos y tiramos la toalla. El escritor que triunfa no es el que mejor escribe sino el que persevera, el que analiza sus errores y aprende de ellos. En este episodio de “Triunfa con tu libro”, Ana Nieto revisa los 10 motivos por los que tu libro no vende. 

Triunfa con tu libro. Podcast.

Negrito al cargo: Ana Nieto

negritos-blog-escritor

Siete negritos cortaron leña: uno se cortó en dos y quedaron seis. 

No planificar. No se puede estar en dos sitios al mismo tiempo. 

Si no planificas, si no haces una buena gestión del tiempo, no llegarás a todo lo que quieres hacer. Clara Tiscar nos cuenta por qué hay que planificar los contenidos del blog para que este salga adelante.

Novelas y guiones

Negrito al cargo: Clara Tiscar

negritos-blog-escritor

Seis negritos jugaron con una colmena: una abeja picó a uno de ellos y quedaron cinco. 

No saber cuáles son las redes sociales de tu público objetivo y perder el tiempo en ellas. 

Las redes sociales pueden sepultarte. Son como arenas movedizas. Hay que saber usarlas para que no morir en medio del enjambre. Un blog muy nuevecito y flamante dentro del marketing online para escritores es el de la periodista Ester Ramón Alfaro. Este post sobre cómo usar las redes sociales como escritor te lo resume muy bien.

Libros y marketing

Negrito al cargo: Ester Ramón Alfaro.

negritos-blog-escritor

Cinco negritos estudiaron Derecho. Uno se hizo magistrado y quedaron cuatro. 

No tener en cuenta los requisitos legales. 

No tener en cuenta los trámites legales puede hacer que perdamos dinero. En este post, Alejandro Capparelli te cuenta qué trámites no hizo antes de publicar su libro, que debería haber realizado. Son muchos los entresijos legales que como escritores ignoramos, pero si quieres ahondar en el tema, en “El escritor emprendedor” les dedico un capítulo entero.

Edición libro indie

Negrito al cargo: Alejandro Capparelli

negritos-blog-escritor

Cuatro negritos se fueron al mar. Un arenque rojo se tragó a uno y quedaron tres. 

No saber cómo pescar lectores en este mar de miles de libros. 

No saber cuál es el camino que tienes que seguir, la meta a la que tienes que llegar, hace que naufragues en el mar de los blogs. En este artículo, los ebook hermanos repasan el recorrido que tienes que tener a punto para pescar lectores. 

Ebook hermanos

Negritos al cargo: Peio y Eduardo Archanco

negritos-blog-escritor

Tres negritos pasearon por el zoo; un gran oso atacó a uno y quedaron dos. 

Publicar no es lo mismo que vender. 

Hay miles de factores a tener en cuenta antes de publicar tus libros. Alejandro Quintana te cuenta por qué publicar una novela —o un libro de ficción— sin ser el momento adecuado puede ser un error. 

Oficio de escritor

Negrito al cargo: Alejandro Quintana

negritos-blog-escritor

Dos negritos se sentaron al sol: uno de ellos se tostó y quedó uno. 

Quedarte siempre en lo mismo hace que te quemes.

Da rienda suelta a la creatividad. 

Echa mano de la creatividad y de la imaginación para atraer lectores. Después de todo, ¡eres escritor! En este post, Valentina Truneanu nos cuenta formas creativas de vender libros electrónicos. 

El blog de Valentina Truneanu

Negrito al cargo: Valentina Truneanu

negritos-blog-escritor

Un negrito quedó solo; se ahorcó y no quedó…ninguno.   

No darte cuenta de que el offline también es importante. 

Porque, a pesar de que el oficio de escritor es —en muchas ocasiones— solitario, el networking es imprescindible.

Conocer a tus lectores y a otros escritores, salir al mundo offline de vez en cuando para no morir de soledad. Como nuestro último negrito.

foro nuevos escritores

Yo me he aplicado el cuento: hoy me ha entrevistado Oscar Feito para su podcast “La academia de marketing online”. Puedes oírlo aquí:

Pin It on Pinterest