Mucha gente piensa que escribir para niños es más sencillo que escribir para adultos. Seamos sinceros, lo parece. Escribir un libro de 20 páginas parece más fácil que una novela de 300. ¿Verdad?

Pero no te das cuenta de lo difícil que es ser escritor infantil hasta que te enfrentas a la bestia. Porque no es solo que escribir para niños sea distinto (otro lenguaje, otra forma de enfocar la historia), sino que vender libros infantiles también es más complejo.

Porque tus campañas de marketing no están dirigidas a tu lector objetivo, como en el resto de los géneros, sino al adulto que lo acompaña. Pero también deben atraer al niño. En fin, un lío padre (nunca mejor dicho jejeje).

Y en tercer lugar, si hay un género en el que es complicado y costoso autopublicar, es sin duda el género infantil.

Así que en esta guía de hoy, vamos a coger el toro por los cuernos y abordar el problema de cómo vender un libro infantil en un mar lleno de pezqueñines.

Como promocionar tu libro infantil

Para empezar, tu libro debe ser bueno

Te parecerá una estupidez, pero es así. Vete a Google o a Amazon y bucea en el género infantil y verás qué cosas demandan los niños hoy en día. Puede que tengas una idea en mente y que, al hacer esta pequeña investigación de dos minutos, descubras que se ha escrito hasta la saciedad de tu idea (puede que esto no sea malo, porque es una prueba de que se lee sobre el tema, pero si se ha escrito mucho tienes que destacar de la masa, que tu historia tenga un «algo» que la haga original y diferente al resto).

Por ejemplo, si tu historia va de un duelo, prueba a transformar ese duelo en una novela de espías. Este libro te enseñará cómo convertir un tema algo trágico en una novela entretenida y deliciosa. Pedro Mañas lo consigue con un enfoque diferente.

Capta la atención del lector desde el primer momento, con un ritmo rápido. La mayor parte del libro son obstáculos que el personaje principal debe superar, antes del giro final. Úrsula, la niña protagonista, lucha y falla más de una vez. Tu libro debe presentar un problema ENORME para tu protagonista, si quieres que tu lector se enganche.

Y, por supuesto, debe tener un apoyo imprescindible del ilustrador.

En los libros infantiles, el ilustrador es coautor con el escritor, porque las imágenes tienen un peso innegable. Un buen ilustrador puede mejorar tu libro, pero lógicamente trabajar con lo que le das. Así que si puedes trabajar con el ilustrador la trama desde el inicio, puede que tu libro entre más por los ojos (por ejemplo, porque en lugar de en una casa, centres la acción en un Museo de Historia Natural, o el amigo de tu prota sea una jirafa que es mucho más divertida que un perro…).

El título es importante

El título es la herramienta de marketing número uno de tu libro. La mayoría de los niños van a elegir tu libro por su portada y su título. Eso significa que elegir un título y un buen ilustrador es casi más importante que escribir el libro (casi). En el ejemplo anterior, La vida secreta de Rebecca Paradise le va a molar mucho más a los niños que Úrsula tiene un problema, ¿no crees? Es mucho más misterioso e intrigante. Suena divertido.

Cómo encontrar editorial para un libro infantil

En este libro, «Cómo ser escritor profesional de libros infantiles», Harry Charles, el flamante detective de la Literatura Infantil y Juvenil les hace esa pregunta a los once autores sospechosos de ser profesionales.

En el libro, se habla más detenidamente de cómo entrar en el mundo editorial tradicional, de cómo conseguir agente y demás. Así que te dejo aquí la referencia para que porfundices en el tema de la mano de Harry Charles y vamos con la parte de marketing propiamente dicha.

Marketing online para libros infantiles

Si quieres ser conocido como escritor de libros infantiles, está claro que lo primero es generar una audiencia de lectores. Pero, como te decía antes, tu público objetivo son los padres y los maestros.

Así que te voy a dar varias ideas para llegar a ellos, teniendo en cuenta que se trata de personas con muy poco tiempo libre (cuando tienes hijos pequeños, el tiempo es algo que se consume como si fuera agua derramada).

Nueve ideas para promocionar libros infantiles

Eventos infantiles

Hacer una presentación de tu libro en una feria o en la fiesta de un colegio o en un evento infantil (no necesariamente literario), puede ayudarte a vender mucho y a aumentar tu lista de seguidores en instagram.

Por ejemplo, si haces un guiñol con marionetas de tus personajes y presentas a los padres el libro ayudado por ellos.

Los grupos de whattsapp y de facebook

Sí, esos odiados grupos del colegio. No se trata de que hagas spam, sino de conseguir que el libro se recomiende en ellos a través de terceros. Por ejemplo, hace un par de años, Abel Amutxategui escribió unos cuentos para lavarse los dientes, que tenían justo la duración precisa para hacer esta acción. Y se recomendaban en los grupos de padres cuyos hijos empezaban a lavarse los dientes solitos como refuerzo (también puedes contar con dentistas para que te ayuden en esto, repartiendo publi en las consultas).

Hay grupos serios de recomendaciones infantiles, como este, en el que hay muchos autores. Vuelvo a repetir:no se trata de hacer spam sino de recomendar libros infantiles (no únicamente los tuyos) y crear conexiones.

Sin invadir.

Por ejemplo, si se pide recomendaciones sobre el tema que trata tu libro o un libro infantil que hayas leído y te haya gustado, intervén en la conversación. Este es un lugar de ocio donde los padres vienen a elegir la próxima lectura de sus hijos. Asegúrate, por lo tanto, de aportar valor siempre y de cumplir las reglas del grupo.

Para que te funcione, lo ideal es que estés en pocos grupos, aquellos que se ajusten más a tu público objetivo.

Crear productos de los personajes

Begoña Oro, la gran duquesa de la LIJ, tiene a Rasi. Raro es el niño fan de Rasi que no se ha comprado su peluche.

Hacer una línea de productos relacionados con tus personajes que puedan gustar a los niños, siempre ayuda a vender. Camisetas, gorras, mochilas, bolis, peluches… Te puede ayudar a esto Moloon, en producción bajo demanda.

Desde la perspectiva de monetización, puedes duplicar tus ingresos y además, puede que la gente llegue a los libros al ver el producto, con lo que incrementas la visibilidad también.

Pero además puede gustar a tus padres. Enrique Carlos Martín usa a sus personajes para recomendar libros de otros autores dentro del campo de la LIJ. Esos autores comparten sus maravillosas ilustraciones —porque son maravillosas y porque recomiendan sus libros—, compartiendo al mismo tiempo los personajes de Enrique, con lo que consigue llegar a otros lectores y hacer crecer su marca personal.

Ilustración de Enrique Carlos Martín
Libro recomendado: Jurásico total, de Sara Cano y Francesc Gascó

Construye tu audiencia

Cuando tienes seguidores, cuando un grupo de personas está interesado en tu trabajo es mucho más sencillo vender. Un autor de libros infantiles no debe esconderse tras un libro (de hecho, es muy mala idea crear una página o un blog de tu libro a no ser que tu libro sea una colección de libros y pienses seguir escribiendo mucho sobre esos personajes).

En la revista Escribir en el número dedicado a la LIJ, Julio el creador de Txano y Óscar, Julio Santos, te cuenta con pelos y señales cómo hacerlo aprovechando paso a paso las herramientas de la visibilidad online: redes, email marketing, blog (o podcast o canal de Youtube), etc.

La red más importante ahora mismo para un autor de libros infantiles es instagram. Y, teniendo en cuenta el poco tiempo que tienen los lectores objetivos, lo ideal es el podcast como soporte de contenidos.

Teje tu red de reseñadores

Conocer a las personas que pudieran estar interesadas en tu libro y a los principales influencers (tanto macro como microinfluencers de tu género) es parte de tu trabajo.

Sé sincero. ¿Cuántas veces has ido a la página de compra de un libro porque lo ha reseñado alguien en quien confías y a quien sigues? Pero esa relación hay que construirla poco a poco. No puedes asaltar a los blogueros de LIJ en el momento que tengas la novela, sin que te conozcan de nada. Lo normal es que no te contesten o no te hagan ni caso.

En el curso de Marketing de influencers de la plataforma, hablamos con más profundidad de esto.

El ilustrador forma parte del libro

Si no has trabajado en equipo, sino que has contratado a un ilustrador para hacer X imágenes, avísale de las fechas de lanzamiento y de las acciones de marketing que vas a hacer. También es promo de su trabajo y te ayudará.

Si sois un equipo, funciona genial hacer una ronda de entrevistas por sitios de literatura infantil juntos contando el proceso de trabajo. A la gente les gustan las bambalinas detrás del proyecto, cómo surgió la idea, las anécdotas del trabajo en equipo…

Visitas a escuelas y bibliotecas

Las escuelas siempre agradecen las visitas de los autores de infantil. Si montas un pequeño taller acerca del tema de tu libro, puede que llegues a un acuerdo con el colegio o con la biblioteca para dar el taller a cambio de una compra X de ejemplares.

La mayoría de las bibliotecas y de las librerías infantiles tienen horario de cuentacuentos con autores locales. Habla con ellos.

Booktrailers

Como instagram es la red por excelencia de la literatura infantil, los booktrailers funcionan muy bien. Incluso puedes usarlos para montar una pequeña campaña de Instagram Ads o de Facebook Ads.

Sigue escribiendo

El marketing tiene mucho de creativo. No hay una única manera de promocionar tu libro, pero una de las mejores estrategias es tener catálogo. Un libro lleva al siguiente, y un escritor vive de su catálogo.

Y por supuesto, si quieres que te ayude, ya sabes que puedo hacerlo para tu caso particular mediante una sesión de estrategia.