tienda-escritor

He nacido en el país equivocado para mi alma de vendedora. En Estados Unidos, cualquier hijo de vecino que quiera ganarse unas perras, se monta un chiringuito de limonada o uno de esos mercadillos en el jardín donde se venden los trastos resultantes de la limpieza general y ya está. En el pueblo donde yo vivía cuando era pequeña, si me montaba el chiringuito de limonada solo me compraban mis padres. Y los demás me miraban raro.

Así que, de pequeña, yo quería ser estadounidense. Ahora, pienso en Donald Trump y se me pasa enseguida, pero el alma de emprendedora sigue ahí. Gracias al cielo, se hizo la luz y apareció internet (sí, porque soy tan vieja que me acuerdo de cuando no existía internet). Y, aunque no puedo vender limonada por internet (porque aunque soy ácida, no tengo tanto limón como para venderlos en una tienda online), sí que puedo vender libros e infoproductos, porque rollo tengo para rato.

Como escritor, tu objetivo es que te lean. Como emprendedor, poder vivir de lo que escribes. ¿Se te ha ocurrido que la mejor forma de conseguir las dos cosas es montar una tienda en tu blog? ¡Y si la vida te da limones, haz con ellos limonada!

Ventajas de tener una tienda en tu blog

  • Puedes llegar a muchas más personas que de forma física, en una librería. Además esas personas son tu comunidad, la gente que te lee. O sea, teóricamente interesada en tu contenido.
  • Puedes tener ingresos “en autopiloto” ¿Hay algo más gratificante que te llegue una notificación de que has vendido un libro mientras estás haciendo otra cosa?
  • Te quitas de en medio las comisiones. Amazon se queda un tanto por ciento de tus ganancias a cambio de su visibilidad, lo mismo ocurre con las librerías, los distribuidores y los editores.
  • Puedes potenciar tu marca personal.

Sí, pero si te acuerdas del post de la semana pasada, la tienda online era el león cobarde. A muchos escritores les falta valor, no ya para montar una tienda online, sino para pensar en vivir de sus libros ¿No te pasa que tienes muchas ideas, lees miles de blogs, piensas: “Cielos, esto podría hacerlo yo y sería genial”? Lo añades a los marcadores o a pocket y ya. Sigues leyendo y leyendo, pero NO HACES NADA.

Una mujer que conozco quería ser pintora. Pero del arte no se vive ( El concepto estaba grabado a fuego en sus creencias). Así que nunca se atrevió a intentarlo. Y durante toda la vida, trabajó de otra cosa, guardando sus escasos momentos libres para aquello que realmente era su pasión. ¿Quieres que te pase lo mismo?

¿Qué pierdes con intentarlo?

Lo bueno de una tienda online es que es mucho más sencillo —y mucho más barato— de montar que cualquier negocio offline. Y que puedes vender, no solo tus productos, sino productos de otras personas que te parecen recomendables para tu audiencia, utilizando un enlace de afiliado (¿Recuerdas lo que era ser afiliado, mamá?).

¿Qué necesitas para montar una tienda online en tu blog de escritor? 

  • Lo primero de todo: darte de alta como autónomo. Si piensas montar un negocio online, debes tenerlo todo correcto desde el punto de vista legal.
  • En segundo lugar, en cualquier blog es obligatorio incluir la política de cookies. Una cookie es un archivo que se almacena en tu ordenador y que permite que el blog te reconozca y recuerde tus preferencias de navegación. Puedes ver el aviso de cookies de MOLPE aquí.
  • En tercer lugar, cualquier negocio que funcione en internet maneja datos de usuarios. Por eso, debemos adaptar nuestro blog a la ley de protección de datos. Máxime si vamos a montar una tienda online (pero ya usando email marketing deberíamos hacerlo). Cuando montamos una tienda online, tenemos que inscribir nuestro blog en el registro de la agencia española de protección de datos y elaborar un documento de privacidad.
  • Por último, debemos ver cuáles son las condiciones de uso de esa tienda online y la política de devoluciones.

Esto es lo más rollo. Pero, una vez resuelto el trámite legal, montar una tienda online es muy sencillo.

¿Cómo montar una tienda en Blogger? 

Tienes dos opciones:

La primera es e-junkie. Ahora ya la he quitado, pero he estado usando e-junkie en El Fogón durante dos años, con muy buenos resultados. La instalé a raíz de este tutorial de Franck Scipion y, aunque el diseño de la web de e-junkie es bastante horroroso, lo cierto es que funciona muy bien. Cobra una cuota mensual dependiendo del número de productos que tengas. Hasta 10 productos, sale unos 9 euros al mes. Que los ganas de sobra con un poco de tráfico en el blog.

La segunda opción es Sendowl: un poco más cara pero también admite más productos en la tarifa menor. Y su diseño es mil veces más bonito, aparte de que puedes tunear las facturas. Vuelvo a recurrir a Franck Scipion para dejaros un tutorial, si os interesa.

Y, por último, la que más me gusta a mí es Gumroad: (esta plataforma la conocí gracias a este tutorial de Óscar Feito) En lugar de pagar una tarifa mensual, te cobra un tanto por ciento de cada venta efectuada (o sea que no es gratis, pero siempre es menos que lo que se queda Amazon).

¿Cómo montar una tienda online en WordPress? 

Por supuesto, puedes utilizar las tres opciones anteriores, pero en el caso de WordPress, puedes eliminar por completo las comisiones o los gastos de mantenimiento, usando Woocommerce. Webempresa (que es la empresa del hosting y el dominio que yo utilizo) tiene un curso gratuito de cómo montar woocommerce en un blog de wordpress. 

Esa es la opción que estoy usando yo ahora. Como ves, aún me queda bastante por hacer en la tienda, pero ya empieza a tomar forma.

Uno de los servicios que ofrezco en la tienda es el mentoring. Está especialmente orientado a dos tipos de escritores:

  • Aquellos que no saben absolutamente nada de blogs y de redes sociales pero quieren construir una marca personal y aumentar su visibilidad online.
  • Aquellos que ya tienen muchas visitas, pero quieren monetizar sus blogs y vivir de lo que escriben.

Si tu caso es uno de esos dos y te apetece apuntarte, envíame un correo contándome tu idea.

 

 

Interesado/a en el mentoring

Pin It on Pinterest