solo-quiero-escribir

Pero…es que yo lo que quiero es escribir. Dedicarme solo a escribir. 

Esta es la frase que más me dicen los escritores cuando yo empiezo a contarles lo que tienen que hacer para tener visibilidad online y destacar en este mar de 200 libros publicados al día en español. A esta frase, a la que yo suelo responder: “Como todos”, le sigue siempre otra:

“Pero…es que no tengo tiempo para esto”.

Lo he oído tantas veces en sus diferentes versiones que he decidido contarte hoy cuánto cuesta dedicarte solo a escribir y que los demás te saquen las castañas del fuego.Creo que un bolsillo vale más que mil palabras.

¿Qué tengo que tener si quiero dedicarme solo a escribir? 

solo-dedicarme-a-escribir

Pues sí, lo primero una tarjeta de crédito con muuuuchos fondos. Porque para vender necesitas tener audiencia y la audiencia hay que currársela. Si tú te dedicas solo a escribir, otro tendrá que currársela por ti.

Necesitas:

Un blog.

Lo ideal es que sea un blog profesional. Así que como mínimo vas a invertir en un dominio, aunque sería genial que invirtieras en hosting y dominio. El hosting tiene que ser fiable, con conexión segura y que dé velocidad de carga al blog para que el lector no se aburra de esperar y se vaya. Mi recomendación —ya la sabes— es Webempresa (que además te proporciona los correos corporativos que tú quieras con ese dominio). Primer palito en la cuenta: 12,99 euros de dominio + 79 euros de hosting al año: o sea, 7,6 euros al mes.

Un informático que te lo monte.

Como tú no vas a dedicar tiempo a montar tu web, necesitas a alguien que lo haga. Los presupuestos varían en función de las necesidades que tengas, pero un blog normalito puede costarte unos 600 euros.

Aparte, tendrás que pagar el mantenimiento y actualización de la web que suele salir sobre los 50 euros/mes.

Un copywriter que lo escriba. 

Como tú te vas a dedicar solo a escribir tus libros, alguien tendrá que cumplir con tu calendario editorial para atraer a tus lectores. Ese “alguien” tiene que ser una persona que sepa de tu temática, porque si no vas a quedar fatal. Después de todo, eres tú el que aparece como cabeza visible del blog. Los buenos copywriters no se encuentran por cuatro perras en Fiverr o en Lowpost, sino que hay que pagarles para que además se estrujen las meninges para ajustar el calendario editorial a tus lanzamientos y ofertas de libros (dado que tú no vas a ocuparte de eso). Tirando por lo bajo: unos 200 euros al mes.

Un community para tus redes.

Seguro que has visto ejemplos en las redes de cómo puede cagarla a base de bien el tener a alguien incompetente al mando de tu cara pública. Un buen community manager no solo se encarga de responder todos tus mensajes de redes, sino de filtrar y compartir el contenido más interesante de tu temática y de fomentar la interaccción con la audiencia para que estos compren y entren en el embudo de ventas que tienes que tener diseñado en tu blog.

Un community manager que lleve dos redes sociales (Twitter y Facebook) te cuesta una media de unos 300 euros al mes.

Un secretario para llevar las cuentas y el mail.

Puedes pagar a una persona para que responda tus mails y haga tus facturas (si decides vender en tu web). Como cada mes el número de horas es diferente, puedes pagarle por hora. La hora de un secretario virtual suele estar alrededor de 25 euros/hora. Pon que necesitas un mínimo de 4 horas por semana. Te sale una cuenta de 400 euros.

Herramientas: 

A eso hay que añadirle una serie de herramientas que son fundamentales en la consecución de la visibilidad online sin volverte loco:

  • Mailchimp: desde 10 euros/mes.
  • Buffer: 10 euros/mes.
  • Blogster app: 9,99 euros/mes.

 

solo-quiero-escribir

No te libras si vas con editoriales.

Ya, bueno, me dirás —después de haber puesto la cara que pone el chaval este de la foto—, es que yo no tengo que hacer todo esto porque detrás tengo una gran editorial.

Permíteme unos segundos para que me rompa la caja.

Ya.

Me temo que sí, que tendrás que hacerlo igual. Porque las editoriales tienen un solo community manager (si es que tienen alguno) que a la vez se encarga de escribir el blog de la editorial (si es que tienen alguno) y de todas las labores de contactar con influencers, coordinar presentaciones y firmas, etc. Al pobre no le hacen limpiar el baño porque Dios es grande. Así que va a tener una milésima de segundo para prestarte: a ti y a tus libros.

Por lo tanto…

si quieres dedicarte solo a escribir y olvidarte del marketing online…

debes preparar unos 1000 euracos al mes.

No sé tú, pero yo no tenía 1000 euros al mes para invertir en nada cuando empecé.

¿Entiendes ahora por qué hay que aprender marketing online?

Evidentemente, pasado el tiempo —cuando ya tengas tu audiencia formada—, puedes delegar alguna de estas cosas: tu blog, tus redes, incluso tu correo electrónico, en otra persona, pero ya podrás darle unas directrices de cómo te gustaría que se hicieran las cosas para que todo lleve el sello de tu marca personal. Porque ya sabrás cómo tienes que hacerlo.

Y créeme, en ese momento, te costará dejar de llevarlo tú todo.

En MOLPE podemos ayudarte si quieres delegar una parte de tu trabajo marketero como escritor (Ya somos un equipo detrás del blog), pero si estás empezando, pónte las pilas. Porque…

¿Quién mejor que tú conoce a tus lectores?

 

Pin It on Pinterest