Cómo vender 2000 ejemplares de tu libro autopublicado

Hace unos días, puse en instagram que había llegado a la cifra de 2000 ejemplares vendidos de Proyecto Bruno, una comedia romántica juvenil. Puede que no parezca mucho (las tiradas de algunas editoriales medianas son estos números), pero te aseguro que no está nada mal para lo que se vende en España. Así que estoy terriblemente contenta.

No es la primera novela en la que consigo esta cifra. El blog de la doctora Jomeini vendió tres ediciones completas antes de descatalogarse. La bilogía de Leyendas de la Tierra Límite llegó en su momento a los 17000 ejemplares vendidos y sigue leyéndose. La Sociedad de la Libélula lleva unos 4000 y pico desde su publicación hace dos años. 

Cuando lo puse en redes recibí un correo de una   escritora preguntándome cómo lo había hecho. Así que me decidí a escribir este post para contestarle. 

¿Cómo se consigue vender 2000 ejemplares de una novela autopublicada?

No es un camino sencillo, pero tampoco ha sido un golpe de suerte. Por supuesto, que la suerte nunca viene mal. Y en el caso de Proyecto Bruno, la suerte estuvo de mi lado en alguna circunstancia. Pero mi experiencia con todas las novelas es que la incidencia de la suerte en las ventas es diminuta si la comparamos con el esfuerzo y la dedicación que lleva una estrategia de ventas. 

Este artículo no es la Biblia. Cada uno tiene su método y lo que te cuento es lo que a mí me funciona y que he visto que funciona en mis alumnos. Puedes decir que no va contigo, criticar lo que hago y elegir un camino por completo distinto al mío. Todos somos libres y puedes conseguirlo de otras maneras, pero luego no me culpes a mí de tus errores. Con esta forma de hacerlo, he conseguido vivir de la literatura y ahí están las cifras para comprobarlo. 

Lo fundamental es tener construida una audiencia

Las portadas importan, las recomendaciones importan, las descripciones importan, importa cómo surfeas el algoritmo de Amazon y qué palabras clave usas ahí, pero sobre todo lo que más importa es la visibilidad. 

Está claro que si yo no trabajara mi blog de autora, mi newsletter, mis redes y mi canal de Youtube desde hace varios años no habría vendido esto.  

Desde que salió Proyecto Bruno el 14 de febrero de 2019 hasta que se han vendido los 2000 ejemplares han pasado dos años y pico (uno de ellos en pandemia). El problema es que durante esos dos años vas a tener que competir con todos los libros de literatura juvenil que hay en el mercado y además con otras distracciones para el lector, como Netflix o los videojuegos. 

La visibilidad es un concepto que debe quedar grabado a fuego en tu mente. No puedes pretender vender 2000 ejemplares de tu novela cuando tu blog tiene menos de 100 visitas al día y tus redes apenas están empezando. Cuando empecé a vender de verdad mis libros (tanto como para generar un sueldo mensual), mi lista de email marketing ya era mayor de 1000 personas. 

Generar una comunidad lleva tiempo y tienes que ser constante y no desfallecer. Tendrás que tener audiencia de lectores primero si quieres llegar a esas ventas. Y si no sabes cómo hacer eso para ayudarte están las sesiones de estrategia

Rectifico: sí puedes, pero tendrás que invertir mucho en publicidad pagada y hacer una buena campaña publicitaria (que eso también hay que saber hacerlo) en Facebook Ads y en Amazon Ads.

Si no somos vistos —ya sea de una manera u otra— nuestras novelas pueden velar el sueño de los justos que nadie las comprará. 

¿Cómo lidiar con la competencia?

Una de las primeras cosas que hago al finalizar el año es establecer un plan de objetivos para el año siguiente (que luego reviso cada trimestre). En ese calendario de cosas que quiero conseguir, están los libros. Cuándo estarán terminados, cuándo tienen que pasar a lectores cero, cuándo al corrector, al maquetador, cuándo tiene que estar hecha la portada…

Eso me permite organizar el lanzamiento de forma muy cuidadosa. Solo en Amazon hay más de 200.000 títulos autopublicados en castellano (en inglés son muchísimos más), así que lanzarse a competir en un mercado tan saturado requiere un plan, paciencia e imaginación. 

Por eso, en mi cabeza, cada novela no es solo la historia en sí, sino que tiene también aparejado un plan de marketing posterior. Ya te he hablado en el curso de lanzamiento de novela de los tiempos y de cómo lanzar una novela estándar. Pero antes de empezar a organizar el lanzamiento hay varias cosas que tienen que estar perfectas. 

Presenta un producto lo más impecable posible

¿Qué aspectos de tu novela autopublicada deben estar perfectos?

  • La corrección. Sí, puede colarse una errata en 100000 palabras. Se les cuela a todo el mundo, incluso a los grandes, pero otra cosa es que el lector encuentre una en cada página. O que tu texto no haya pasado por las manos de un lector cero, que le purgue los fallos de trama y personajes, o por las de un corrector ortotipográfico y de estilo. Créeme, hace falta. Incluso los escritores superventas de las grandes editoriales pasan por este proceso. Y se nota mucho cuando no lo has hecho. 
  • La sinopsis: debe ser atractiva para el lector objetivo. Y contar de qué va intrigándolo. No te pongas a echarte flores o a echar flores a la novela. El lector lo que quiere saber es si le enganchará el argumento. No seas el escritor número cien mil en poner que tu novela es «trepidante». 

Ed no cree en el instalove, pero cuando ve a Bruno por primera vez la atracción es inmediata. El problema es que no es el único que se ha fijado en lo adorable que es el nuevo. A Elena, su mejor amiga, también le gusta. Donde Ed es impulso y sentimiento, Elena es razón y análisis. Seguramente por eso, decide conquistar a Bruno aplicando el método científico. Ed no puede decirle que pare de hacer el idiota; entre otras cosas, porque aún no ha salido del armario. No importa lo friki que seas, lo preparado que estés para los parciales del primer trimestre o que tus amigos sean lo más, cuando el amor viene a por ti, puedes darte por perdido. Para fans de «Harry Potter» y de «Con amor, Simon».

  • Los blurb: las recomendaciones de alguien de tu género en la sinopsis (las editoriales suelen ponerlo en las fajas, pero no sé tú. Yo, como lectora, las odio a muerte) siempre son bienvenidas. En el caso de Proyecto Bruno, la escritora África Vázquez, que fue lectora cero, se prestó a hacerme el blurb de la novela. 

«Proyecto Bruno es una novela juvenil ágil, entrañable y divertida que nos recuerda que a veces ser uno mismo es un acto de valentía. Si quieres leer algo que te deje con buen sabor de boca, ¡este es tu libro!».

África Vázquez Beltrán, autora de «La ciudad de los ladrones».
  • La portada: la portada es fundamental. Es la tarjeta de visita de tu novela y será determinante a la hora de conseguir ventas. Debe ser clara, atractiva y directa. Cuanto más limpia y con menos elementos mejor. Una imagen que resuma el contenido de la novela, el título, tu nombre y ya. Como mucho, una frase breve. Solo cambiando una portada, se consigue aumentar las ventas. Esto lo viví con mi primera novela con editorial cuya horrorosa portada era la de la izquierda y la nueva, la de la derecha. 
Portadas de El blog de la doctora Jomeini

Juega con el lector y elige la fecha de lanzamiento apropiada

En el caso de Proyecto Bruno, hubo varias cosas que fueron determinantes para las primeras ventas: 

  • Lanzarla en una fecha apropiada: la novela es una novela romántica juvenil, así que la lancé el día 14 de febrero. Pero hice una preventa no solo en Amazon sino también a través de mi tienda en papel. En la tienda, enviaba una edición dedicada con solapa con un regalito para el Día de los enamorados. 
  • Jugar con el lector: Proyecto Bruno está dedicada al público juvenil, así que mi red por excelencia era instagram. Jugué con la portada y con la elección de los personajes haciendo un Bookfacefriday. En las imágenes tenéis el mío y los primeros de los lectores 😀
Bookfacefriday de Proyecto Bruno
Book face friday de Proyecto Bruno
Algunos de los Bookfacefriday de los lectores

Organiza las reseñas del principio

  • Organizar un carrusel de reseñas coincidente con la salida del libro también ayuda. Pedí a los lectores cero (algunos de los cuales tenían blogs) que reseñaran el libro en la primera semana de salida. De esa forma, se generó un movimiento que luego fue dando otras reseñas. 
  • Cuando tu visibilidad está trabajada, generalmente no necesitas pedir reseñas, como ya te conté en este artículo. pero si ves que aún así tienes pocas…
  • Reserva ejemplares para blogs. Cuando ya ha pasado un mes de la fecha del lanzamiento, revisa los comentarios que otros blogueros o bookstagrammers han hecho en las reseñas que ya tienes. Aquellos que parezcan interesados, mira a ver si su contenido se ajusta a tu novela y escríbeles un mail personalizado para ver si les interesa leerla. Envía un ejemplar con detalles y firmado. 

No todo es online

Pero para eso, tienes que tener muy claro el lector objetivo de tu novela. En el caso de Proyecto Bruno yo sabía que el libro iba orientado a lectores de primero de bachillerato y que era una lectura genial para trabajar en clase porque varios de los lectores cero que eran profes me lo habían dicho. Así que me propuse una venta fría: tocar las puertas de los profesores de Lengua y Literatura para proponerles una actividad con el libro. 

Algunos me dijeron que no. Lógicamente. Pero poco a poco conseguí que varios centros lo eligieran como lectura obligatoria de Primero de Bachillerato en el 2020. Y sí, llegó la pandemia. Pero al tener desarrollada toda la logística online pude hacer envíos desde mi propia tienda y reuniones con los alumnos a través de Zoom. 

Las librerías, como la gente les pedía el libro, empezaron a contactar conmigo y en algunas se ha codeado con otros—de mucha más fama— en la lista de más vendidos del mes. 

Esto es pico y pala

Pero todo esto es curro, curro y más curro. No hay nada mágico en el marketing. No hay trucos milagrosos. Se trata de aprender a hacer las cosas bien en marketing de contenidos y aplicar lo que se aprende. Pero sobre todo, ser paciente, perseverante y seguir aprendiendo día a día. 

Tienes una novela pero no sabes cómo promocionarla

Ser escritor es más complicado de lo que parecía y ante ti se abre un mundo desconocido en el que la palabra «marketing» te pone los pelos de punta y en el que te sientes muy perdido.

¿QUÉ CAMINO RECORRER PARA LLEGAR A VIVIR DE LO QUE ESCRIBES?

 

Acceso a la MasterClass