Monetización en marketing para escritores

Si has llegado a este post, buscando respuestas a «cómo ganar dinero con un blog rápido» o «cómo convertirte en el próximo bestseller», te diré dos cosas: la primera es que el buscador de Google se ha vuelto loco y la segunda, que no vas a encontrar la respuesta a ninguna de las dos en este post sobre monetización. Es verdad que en internet existe la posibilidad de petarla, pero eso es como al que le suena la flauta por casualidad. Muy poco probable. Y es que el marketing online, que es la base de la monetización de tu blog de escritor, es como el pimiento.

La monetización y los pimientos

«Esas dos cosas que tanto tienen que ver», dirás. Pues sí, sí que tienen que ver. Atento al dato. ¿A que es verdad que de pequeño no te gustaban los pimientos? De la misma manera, cuando empiezas a manejar el marketing online, no te gusta nada su sabor. No entiendes nada de lo que estás haciendo, ni por qué todo el mundo insiste en que hay que hacer marketing. Mucha gente cree que hacer marketing online es colgar enlaces de su novela en todos los grupos de facebook y hacer un blog de su libro. No hagas eso. Ninguna de las dos cosas. Hacer marketing online es formar una comunidad a tu alrededor, como lo que va a contarnos Mónica Gutiérrez Artero en la MOLPEcon: sin su comunidad, ¿qué habría sido de Frodo?

La autoedición y el pimiento morrón

Al principio, tu idea de monetizar es solo vender muchos libros. Y piensas que, si lo haces tú todo, vas a ahorrarte una pasta que te devolverán los lectores. Corriges con el corrector de word, lees el libro ocho veces, lo pasas a un par de amigos que te dicen que está muy bien (¿lectores cero, qué es eso?), le pides a una profe de lengua que conoces que revise las faltas (por si acaso), te curras una portada con Photoshop y maquetas de aquella manera. Todos lo hemos hecho, yo incluida. Y entonces, ¡morrón! Porque cuando tú mismo no inviertes en tu libro, ¿cómo esperas que los demás lo compren?

La autopublicación y el pimiento de Padrón

Unos pican y otros, no. Eso es lo que dicen de los pimientos de Padrón. ¿Por qué hay gente que autopublica y tiene éxito y otros que pasan sin pena ni gloria? La diferencia está en la audiencia. Cuantos más lectores lean tu blog y sigan tu contenido, más posibilidades tienes de llegar a vender a aquellos que no te conocen. Hace muy poquito, en el grupo del escritor emprendedor, se planteó la pregunta de cuándo empezar a hacer marketing. La respuesta es YA, estés en el momento que estés. Porque «hacer marketing» es ir reuniendo lectores a tu alrededor. No hace falta que te vendas como escritor, pero sí como lector. Trabaja como una hormiguita para que en el momento de publicar la novela, no te toque el pimiento malo.

La publicación tradicional y los pimientos de Piquillo

Los pimientos de Piquillo es algo que solo consumo en conserva. No tengo la suerte de pasar por Navarra a menudo y a Canarias solo llegan en lata. Con la frescura almidonada por los conservantes, pero distribuidos por todo el país. Con la edición tradicional pasa a veces lo mismo. Las editoriales asumen que tú no vives de tus libros. Con lo cual, te pueden tener esperando una respuesta (a pesar de haberte pedido ellos el borrador) hasta seis meses. Y sí, la vida de un editor es complicada, cada vez más. No hay personal, las jornadas de trabajo son inmensas, yo eso lo entiendo. Pero es que si vives de esto, tienes que comer pimientos y también los de lata caducan.

El autor híbrido y el pimiento dulce

Así que la solución es ser un escritor malabarista. Para poder hacer mermelada de pimientos, tiene que sobrarte la materia. Así que tienes que escribir mucho, pero también con calidad. La base de la monetización de un escritor es que su catálogo crezca. Luego, hay dos formas de vivir de esto: una, que crezca muy rápido y muy a menudo. Por ejemplo, que saques una novelette cada tres meses, aprovechando el algoritmo de Amazon. Para lo cual tienes que ser un escritor muy organizado y tener un equipo (corrector, maquetador, portadista) con el que te integres bien. O, la segunda, poner los huevos en otras cestas y ofrecer cursos, servicios, escribir artículos, etc además de tus libros para que los periodos de vacas flacas (verano y enero) no te quedes en números rojos.

Depende un poco de qué tipo de escritor seas y de lo rápido que escribas. También de tu género y de la audiencia que consigas reunir.

Cómo monetizar tu blog de escritor

En fin, que puede que lo que te he contado te importe un pimiento (no he podido resistirme al chiste malo), pero este es el tema del libro de no ficción que sale hoy : Cómo monetizar tu blog de escritor. Cuando escribí El escritor emprendedor, lo hice con la idea de hacer un clic en la cabeza de mis lectores, que se dieran cuenta de cuál era la hoja de ruta para vender libros. En esta segunda parte, mi objetivo es conseguir que su creatividad les pague las facturas. Para ello, lié a la inestimable Gabriella Campbell para que me escribiera un prólogo maravilloso.

Con todos ustedes, Cómo monetizar tu blog de escritor (disponible ya en papel y en ebook).

Monetización

 

 

 

Pin It on Pinterest