promocionar tu libro

Escribir un libro es solo el primer paso. De hecho, una vez escrito el libro, tienes un largo camino que recorrer. Porque tan importante como escribir es promocionar tu libro.

El libro, por muy bueno que sea, no se va a leer solo. Necesitas llamar la atención de tus lectores, tienes que lograr que cualquiera que pase por tu blog o por tus redes sociales, se sienta interesado en él y lo compre. Tienes que promocionar su contenido para que sea visible y la gente sepa que existe y, lo más importante, que quiera leerlo.

Las ventas de libros son como los fenómenos mistéricos; resulta muy complicado predecir qué se va a vender bien y qué se venderá mal. De hecho, la mayoría de autores que se autopublican no consiguen vender más que unos pocos ejemplares. Los que publican con editoriales pequeñas, también.

Siento mucho ser yo el que te pinche la burbuja, pero esta es la realidad. El problema, muchas veces, no es la calidad del texto, tampoco es la idea… El gran problema es el trabajo de promoción que muchas veces es nulo y en otras consigue el efecto contrario.

Cómo promocionar tu libro.

Para que todo vaya bien, el trabajo de promoción debería comenzar antes del lanzamiento del propio libro. Ya sé que el marketing te produce alergia, pero es la mejor herramienta que tienes para promocionar tu libro como Dios manda.

Vamos a ver algunos en algunos sencillos pasos cómo promocionar un libro.

Plan de marketing

En primer lugar tienes que tener muy claro qué pasos vas a dar durante la promoción de tu obra. Si no tienes una dirección marcada, correrás por ahí como un pollo sin cabeza y eso te supondrá una pérdida enorme de tiempo y esfuerzo. Algo que no te puedes permitir.

Si eres autopublicado, vas a tener que hacer el trabajo de marketing. Si publicas con editorial, también.

El marketing digital es tu mejor herramienta. Si no me crees, Ana te explica en este artículo por qué es efectivo el marketing online

  • Planifica. En primer lugar, anota todos los medios de los que dispones: redes sociales, blog, suscriptores, amigos blogueros, canal de youtube… Una vez los tengas claros, escoge qué canales vas a usar para la promoción y márcate unos tiempos concretos para cada acción.
  • Ponte un límite de tiempo. Tienes que saber cuándo vas a publicar los artículos, cuando vas a enviar esa newsletter —¿vas a trabajar con pre-venta?—. No puedes planificar sin tener claras las fechas.
  • Marca tus objetivos. No es posible tener una dirección sin saber dónde quieres ir. Tienes que marcarte unos objetivos, tienen que estar muy definidos —no es lo mismo disparar al bulto, que saber muy bien a por quién vas, por eso los francotiradores son tan eficientes—. En marketing estos objetivos se llaman KPI. Puede ser: «vender 100 libros» o «vender 1000 libros», pero nunca puede ser «vender libros».
  • Segmenta a tu público. Puede que no todos tus suscriptores estén interesados en tu libro. Crea una serie de correos automáticos y analiza quién los abre y quién no los abre. Envía los siguientes solo a los que abren el correo; de esta forma estarás creando un túnel de ventas.
  • Busca blogs de reseñas o blogs de tu temática. Tantea al personal a ver si están interesados o no en tu libro. Tienes que saber tratar con ellos, en este artículo, David Olier te enseña cómo se piden las reseñas.

Tu blog de escritor, tu mejor herramienta.

Si vas a publicar un libro, te vas a enfrentar a un problema importante: se publican chorrocientos libros cada día…

¿Por qué me voy a comprar tu libro si no sé quién eres? Necesitas tener visibilidad online, tienes que hacer que la gente te conozca.

Hay muchos escritores, hay millones de libros en Amazon y tú pretendes llegar y besar el santo. Si no te conocen, no confían en ti y sin confianza no hay venta. Grábate a fuego esa frase. 

Necesitas tener un blog de escritor. Lo necesitas para promocionar tu libro desde él. De hecho tu blog y la lista de suscriptores serán tus mejores amigos. Con un blog propio puedes incluso acabar con los intermediarios: vende tu libro desde tu casa.

Si ya lo tienes, ¡perfecto! Solo tendrás que trabajar, planificar una serie de entradas y colaboraciones con otros blogueros y seguir adelante con tu plan de promoción.

Si todavía no lo tienes, no esperes más. En primer lugar, si te vas a tomar esto en serio, olvídate de blogs gratuitos; no dan buena imagen y no te ayudan a posicionarte. Usa WordPress y un servicio de hosting propio fiable y no compartido.

Si no te imaginas llevando un blog, hace un tiempo yo te di muchas ideas para promocionar un libro desde tu blog  y te di otras tantas ideas frescas para un blog de escritor. Con todo esto, no tienes excusas.

La página de aterrizaje. 

No estaría de más que te montases una página de aterrizaje para el nuevo libro. La landing page será lo primero que verán los lectores que te encuentren y desde dónde podrás captar suscriptores para aumentar tu lista de correo. Diseña una página con la portada del libro y un pequeño resumen.

Puedes organizar alguna especie de sorteo o puedes ofrecer algún pequeño extra para captar unos pocos suscriptores más.

La lista de correo.

Como te he dicho antes, tu lista de correo es una de las mejores herramientas que tienes. Crea una campaña con un autoresponder.

Una de las grandes ventajas de los programas de gestión de correos como Mailchimp o Mailrelay, es que te ofrecen la posibilidad de enviar un correo a todos tus suscriptores a la vez sin caer en spam. Además, puedes programar varios correos de forma automática.

Como te he explicado antes, mediante un autoresponder puedes saber quién está interesado en tu libro y crear un embudo de ventas:

  • Primer correo: hablando sobre tu próximo libro a todos los suscriptores.
  • Segundo correo: solo a aquellos suscriptores que han abierto el primero.
  • Tercer correo: solo a los que abrieron el segundo…

Además puedes enviarles un recordatorio a todos los suscriptores en los días anteriores al lanzamiento de tu libro, para que no se les pase por alto. Puedes enviarles un enlace a la pre-venta o un enlace con un descuento… Tienes muchas posibilidades, solo tienes que pensar y planificar.

Siempre que puedas adereza los correos con algo. No envíes un correo a tu lista para que compren sin más, trata de ofrecer un pequeño extra en cada paso del embudo, de esta forma el lector no te verá como un vendedor.

Las redes sociales.

Las redes sociales no son tu plataforma de venta, sin embargo, son una herramienta más que no te puedes permitir desaprovechar.

Tienes que saber cómo usar las redes sociales. No te puedes permitir molestar a tus lectores en Twitter o nadie comprará tu libro. No caigas en el spam barato y facilón, a estas alturas estamos hartos de eso. Ya no cuela, nadie se cree que te vayan a hacer una peli o que Kim Jong Un te haya dado un voto positivo en Amazon.

Usa las redes para anunciar el lanzamiento del libro. Por si no lo tienes muy claro todavía, te dejo este artículo de Ana sobre cómo gestionar Twitter.

Tus amigos, los del blog.

Si has hecho las cosas bien, deberías conocer muchos blogs «parecidos» al tuyo. Si has hecho las cosas bien, deberías tener cierta conexión con sus autores.

Planifica hacer una «ronda» por todos esos blogs de autores. Eso sí, no tires la caña en aguas muertas. Tienes que saber dónde pescar. Identifica a los blogueros cuya audiencia pueda estar interesada en tu producto y trata de pasarte por allí.

El guestposting es una fenomenal herramienta para promocionar tu libro. Publicar en otro blogs te da la oportunidad de darte a conocer a otros lectores —que quizá no te conocían o que nunca te habían leído—. Recuerda que tienes que conseguir que el mayor número de ojos posible se fije en tu libro.

Si no tienes muy claro dónde ir, puedes hacerte una lista. Algo como esto te servirá:

  • Blogs que lees y comentas.
  • Blogs que solo lees.
  • Blogs que encuentras en los blogroll de otros blogs (esa herramienta que Ana siempre te dice que quites).
  • Blogs que encuentres buscando en Google.

Para saber si un blog te interesa o no, fíjate en su temática. No te vale cualquier blog, un blog sin visitas o con poco movimiento —sin comentarios, sin gente que comparta su contenido en redes— no te servirá de nada.

Ordena tu lista por preferencias y trata a los blogueros con cariño, sé educado. No les envíes cualquier cosa. No escribas un montón de artículos y los repartas al azar. Escribe un artículo para cada blog. Si en Excentrya me entregan un artículo que no tiene nada que ver con mi estilo o mi temática, no lo voy a publicar.

Escoge blog, contacta con el autor, explícale tu idea. Si te confirma, escribe post y envíaselo.

Sigue trabajando. 

Una vez hayas publicado el libro no te olvides de él. Promocionar un libro te puede llevar tanto tiempo como escribirlo. Si lo haces bien, te llevará incluso más.

Busca activamente reseñas de tu obra. Para las reseñas usa una lista parecida a la anterior, identifica los blogueros que reseñen libros de tu géneros, pregúntales si están interesados en reseñarte y nunca jamás de los jamases, les embutas tu libro sin permiso. Nada de enviar un libro sin más, con un mensaje impersonal que diga: “tu blog es el más mejor y te envío mi libro para que me reseñes”.

Si quieres sobrevivir en este mundo lleno de escritores tienes que empezar a diferenciarte. Por eso tienes que aprender a promocionar un libro por tu cuenta. Sí, es un trabajo muy duro. Sí, se necesita invertir tiempo y esfuerzo. Pero, si lo haces bien, puedes conseguir muy buenos resultados.

Recuerda, sobre todo, que tienes que planificar. No te lances a la aventura sin un mapa y una brújula; márcate unas metas claras y sigue cada uno de los pasos planificados. Si en algún momento te sientes perdido, para, revisa tu plan, cambia lo que tengas que cambiar y sigue adelante.

Si quieres descargarte un check-list de cuál podría ser (con tiempos) el plan idóneo para lanzar tu novela, lo encontrarás en la Biblioteca de suscriptores junto a un montón de ebooks de lo más útil.

Escritor de terror. Copywriter.

Jaume Vincent

Pin It on Pinterest